El Ayuntamiento de Tavernes de La Valldigna pondrá en valor la Torre de Guaita


El proyecto contará con un coste inicial de 50.000 euros.




 

El Ayuntamiento de Tavernes de La Valldigna pondrá en valor la Torre de Guaita

El concejal de Turismo de Tavernes de La Valldigna, José Llácer, de Compromís, ha confirmado la concesión de la Generalitat de una subvención de 25.000 euros para ejecutar un proyecto que pretende la divulgación de la Torre de Guaita, monumento BIC, y potenciarla como centro de actividades turísticas sostenibles que, a su vez, facilitan una visión global de la red de "torres vigías" del litoral valenciano.

José Llácer ha confirmado que el presupuesto inicial para la restauración y puesta en valor de la torre es de 50.000 euros, de los que la mitad corresponden a la subvención de la Generalitat y los otros 25.000 serán a cargo de fondos propios del Ayuntamiento de Tavernes de La Valldigna.

El concejal responsable de Turismo ha explicado que el proyecto presentado el pasado mes de febrero en la Generalitat contempla "revitalizar la Torre de Guaita, dinamizar su entorno y convertirla en un producto turístico atractivo, que pueda ser usado por los valencianos y visitantes como en lugar de actividades en contacto con el medio natural costero, cultural y espacio donde poder disfrutar de actividades tradicionales y populares".

Los trabajos contemplan la restauración del monumento, la señalización y el mobiliario a instalar en el área de la torre, la pavimentación de los alrededores y los viales que llevan hasta la misma. El Ayuntamiento de Tavernes pretende condicionar la Atalaya para la práctica de actividades turísticas sostenibles en términos sociales, económicos y medioambientales. "Se trata de poner en valor la torre y su entorno natural, y poner en marcha una gestión cultural y medioambiental que dé una visión global de la red de las Torres Vigia costeras".

José Llacer ha confirmado que uno de los aspectos más cuidados en el proyecto es la información e interpretación de los aspectos históricos y culturales de la torre, y junto a los itinerarios de uso común, la habilitación de itinerarios para discapacitados y una señalización e información adaptada a los invidentes.

El producto turístico básico en Tavernes es el sol y la playa, pero el concejal recuerda que "trabajamos para diversificar la oferta, tal vez con productos menos rentables económicamente, pero que facilitan el conocimiento y disfrute de nuestro rico patrimonio cultural y natural, caso de Bolomor o la Torre de Guaita".