La ministra de Medio Ambiente defiende que con los PAI se debe asegurar el agua


La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, estimó que exigir que se garantice agua en los nuevos planes de urbanización es ''un avance espectacular'' en la ''defensa'' de los ''derechos de los ciudadanos'' que, según destacó, ''tienen derecho a que las ciudades se transformen de acuerdo con el interés general''.




 

La ministra de Medio Ambiente defiende que con los PAI se debe asegurar el agua

Narbona, que visitó las obras de encauzamiento del barranco del Carraixet entre Bétera y el sifón de la acequia de Rascanya, en Carpesa, en el término de la ciudad de Valencia, se manifestó así tras ser preguntada por la aprobación de Planes de Actuación Integral sin informe favorable de agua y por si su departamento, tras las decisiones judiciales que se han emitido para paralizar o poner objeciones a los desarrollos urbanísticos que se pretendan llevar a cabo sin esta garantía, tiene previsto adoptar medidas en este sentido.

Así, comentó que el Ministerio de Medio Ambiente "ha propuesto y ha puesto en marcha esa modificación de la legislación sobre aguas para que sea obligatorio el informe previo de las confederaciones hidrográficas" en dichos casos.

Destacó que "los tribunales comienzan a frenar desarrollos urbanísticos que no tengan garantizada el agua" y consideró que esto "significa un avance espectacular en términos de defensa de los derechos de los ciudadanos", que, según dijo, tienen derecho a que las ciudades se transformen de acuerdo con el interés general y no de acuerdo con intereses particulares y, muchas veces, intereses claramente especulativos".

Cristina Narbona apuntó, asimismo, que "en el proyecto de Ley del Suelo, que ha iniciado su tramitación en el Parlamento, se avanza también otras medidas que tienen que ver con la necesidad de que determinados desarrollos urbanísticos se consideren modificaciones del Plan General de Urbanismo de los Ayuntamientos, lo que requiere una aprobación expresa", en el caso de la Comunitat Valenciana, sostuvo, de la Generalitat.  

La titular de Medio Ambiente agregó que dichas medidas contemplan también el "sometimiento" de los planes urbanísticos "a procesos de información pública mucho más perfectos que los que hay ahora".

Insistió en que estas decisiones "permitirán a los ciudadanos tener mucha más información" y poder actuar "desde su condición de ciudadanía respecto de las decisiones que adopten los poderes locales".