Una fuga de combustible causa la alarma en el Puerto de Gandia.


Un fallo en la operación de repostage del barco de bandera holandesa Nueva Francia, ha generado una fuga de combustible de aproximadamente 1.000 litros de fuel, que ha generado una mancha negra tóxica en el Puerto de Gandia. El accidente se producía sobre las 6 de la mañana, y al medio día ya había sido controlada por los técnicos tanto de marina como de protección civil y demás expertos implicados en las tareas de control y limpieza. Desde el Ayuntamiento y las instituciones se ha querido hacer un llamamiento a la tranquilidad, ya que en un principio, y a falta de exámenes más exhaustivos, todo indica que la fuga fuel no comportará graves consecuencias medioambientales.




 

Una fuga de combustible causa la alarma en el Puerto de Gandia.

Eran cerca de las seis de la mañana cuando el barco de bandera holandesa, Nueva Francia, iniciaba el trabajo de abastecimiento de combustible y en un fallo, que todavía se desconoce cual ha sido su causa, ocasionaba un vertido del combustible náutico en el puerto de Gandia. Se calcula por parte de los expertos, que el fuel vertido se aproxima a los 1.000 litros.

Los expertos se han desplazado rápidamente a la zona y han acotado la mancha para evitar su extensión, y han empezado a absorber el combustible con láminas secantes, para evitar que se propagara hacia otras zonas, como las playas cercanas, donde a primera hora del día se temía se pudiera producir el chapapote.

El viento favorable y la zona en la que se ha producido el vertido, han evitado el tener que cerrar el puerto pesquero y comercial al tráfico habitual.

Las operaciones de limpieza se han mantenido durante toda la jornada, pero al parecer todo peligro ha desaparecido, y a la espera del informe definitivo de los expertos, todo parece indicar que los daños medioambientales van a ser mínimos, comparados a los que se hubieran podido producir si las condiciones climatológicas o la zona del vertido hubieran sido diferentes