La denominación de las calles de Oliva suscitan las divergencias en el Pleno


A priori la moción contra la corrupción urbanística parecía el tema que íba a centrar el Pleno del Ayuntamiento de Oliva, pero finalmente quedó sobre la mesa; y el protagonismo lo adquirió la denominación de algunas calles de la localidad, así como las cifras presentadas por el Gobierno municipal respecto al tercer trimestre de 2006.




 

La denominación de las calles de Oliva suscitan las divergencias en el Pleno

En la sesión plenaria del Ayuntamiento de Oliva, finalmente quedó sobre la mesa para su posterior debate, la moción presentada por el PSPV sobre la corrupción urbanística, ya que otros grupos municipales presentaron enmiendas a ésta, y por tanto crear un tiempo para el análisis.

Durante el Pleno se aprobaron otras cuestiones, como por ejemplo solicitar a la Diputación de Valencia una subvención para construir un gimnasio, y eximir a las asociaciones que sean subvencionadas por el Ayuntamiento con cantidades inferiores a 4.000 euros a no presentar facturas, sino tan sólo justificantes.

En materia deportiva, y a causa de la aprobación de un convenio de colaboración entre el consistorio y el Club de Natación Oliva, el concejal del Bloc, David González volvió a solicitar la creación de un Plan Rector de Deportes.

Asimismo, el PP aseguró que la ejecución de presupuestos del tercer trimestre tenían gastos sin justificar, como por ejemplo una factura de la Diputación de Valencia, a lo que el portavoz del Gobierno, Vicent Sabater le argumentó que todo se debía a una cuestión de la fecha que figuraba en la factura de la Corporación Provincial.

Otra de las polémicas se centró en alguna de las denominaciones que recibirán las nuevas calles de la playa. El concejal de OIV, Vicent Morera mostró su desacuerdo porque se den nombre de peces a estas vías "cuando existen personajes insignes de Oliva con los que podrían rotularse estas calles".

Por su parte, el portavoz de Unión Valenciana, Pepe Salazar mostró su descontento por la decisión de nombrar una calle en honor del poeta catalán Miquel Martí i Pol, cuando fue rechadaza una propuesta suya de rotular una vía con el nombre del poeta valenciano Xavier Casp. Este planteamiento fue apoyado por el Partido Popular.

Frente a estas declaraciones se situaron las del PSOE y del Bloc, que aseguraron que la decisión de otorgar estos nombre a una calle de Oliva ya se habia tomado en un pleno anterior, y que la decisión se centraba en determinar qué calles eran.