Gandia tiene que devolver al Estado más de 890.000€ tras un error de Hacienda


El Ministerio de Hacienda ha informado a los ayuntamientos de los pueblos de la Safor sobre la devolución de más de 2 millones de euros de la parte que les corresponde por la participación en los tributos que recaudó el Estado. Ello supone un aumento en los presupuestos municipales como consecuencia de la liquidación definitiva del año 2013




 

Gandia tiene que devolver al Estado más de 890.000€ tras un error de Hacienda

El Gobierno pagó a los consistorios más dinero de lo que les correspondía en materia de adelanto por la participación en los tributos. Los 31 municipios de la Safor suman 2.010.856 euros que deberán regresar a su lugar, las arcas del Estado. Gandia es una de las ciudades más endeudadas de España, donde se le suma ahora otra circunstacia más, que agrava su situación. Deberá devolver al Estado un total de 890.830 euros. Por su parte, Oliva, tiene que abonar la cantidad de más, que recibió. El error de Hacienda con Oliva por la participación con los tributos es de 346.667 euros.

Tavernes de la Valldigna es el tercer municipio con mayor cifra a devolver con 208.341 euros. Otros municipios afectados han sido Daimús, donde el desfase ha llegado hasta los 71.011 euros, Xeraco que tendrá que devolver 58.761, Piles con 43.930, Bellreguard, Almoines y Simat de la Valldigna, que superan los 30.000 euros.

En cuanto a los municipios pequeños más afectados destacan Ador, cuya devolución asciende a 15.017 euros. Por su parte, Alfahuir es el menos afectado por error de cálculo del Ministerio de hacienda con 2.666 euros de saldo negativo.

La devolución de este dinero podrá hacerse a 10 años, contando a partir del mes de enero de 2016, se irá descontando de las futuras aportaciones que el Estado realizará a los municipios y sin ningún coste financiero adicional. Para ello, los ayuntamientos deben haber presentado la liquidación de los presupuestos de ese año. Posteriormente, deberán solicitar al ministerio acogerse a la medida y pasarlo por el pleno para que la corporación municipal lo apruebe.