En Villalonga, el pleno rechaza la propuesta de devolver la fianza de garantía de las obras de peatonalización


La mayoría de concejales exigen que previamente la constructora repare los defectos aparecidos en el adoquinado de muchas calles.




 

En Villalonga, el pleno rechaza la propuesta de devolver la fianza de garantía de las obras de peatonalización

En el último pleno celebrado en Vilallonga se rechazó la propuesta del alcalde socialista, Enrique Llorca, de devolver la fianza a la constructora que peatonalizar el casco antiguo, aunque la obra (de 3.000.000 euros, ejecutada en el 2011) presenta graves defectos visibles en calles importantes del municipio.

En opinión de la mayoría de concejales (Compromis, el PP y una parte del grupo socialista) la obligación del gobierno municipal era exigir a la constructora, con carácter previo a la devolución de la fianza, la reparación de los desperfectos que presenta el adoquinado en varias zonas del pueblo.

El portavoz de Compromís, Santi Alberca, preguntó por qué, tal y como se reconoce en el expediente de devolución de la fianza, el Ayuntamiento no había realizado el informe sobre el estado de la obra dentro del periodo de garantía y por qué no le había reclamado dentro de este período de cuatro años a la constructora la reparación de los defectos de la obra.

La sorprendente respuesta del alcalde fue que "la culpa de todo es de Juan Rubio, por la defectuosa ejecución de las obras" y que "los técnicos hicieron mal su trabajo y los echó a la calle, por lo que no habían hecho el informe de ejecución".

Compromís opina que las razones aducidas por Llorca no convencieron a los concejales de Compromís, pero tampoco a los del PP ni, incluso, a parte de los del grupo socialista, lo que volvió a poner de manifiesto el débil liderazgo de Enrique Llorca en su propio grupo municipal. La propuesta del alcalde fue rechazada de forma mayoritaria por el pleno.

A la vista de la evidente división interna del grupo municipal socialista, Santi Alberca ha señalado que "hay un realidad objetiva e incuestionable: éste es el segundo gobierno progresista liderado por Enrique Llorca que fracasa de forma estrepitosa".

"La legislatura pasada fue con Compromis, ahora es con su propio grupo", lo que hace evidente (en opinión de Alberca) "la escasa capacidad del alcalde para trabajar en equipo y de forma colegiada". "El tiempo nos ha dado la razón antes de lo que pensábamos" añadió el portavoz de Compromís.

En el escenario actual reiteró su preocupación por la gobernabilidad y estabilidad del municipio, y se mostró escéptico de que se resuelva la crisis municipal, dado el carácter autoritario y personalista del alcalde, como se ha demostrado tanto la legislatura pasada como en la actual.