El Ayuntamiento de Tavernes recurre una sentencia por despido improcedente


El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna ha recurrido una sentencia que lo condenaba por el despido improcedente de dos profesores de la Escuela Taller La Vall. No obstante, este hecho lejos de arrojar algún tipo de luz sobre la gestión del citado centro, viene a complicar más la trama de irregularidades que envuelven este caso. Los hechos se remontan al mes de junio, cuando el consistorio recibió un documento firmado por cinco profesores del centro, que aseguraban que en el centro habian personas contratadas, que cobraban cada mes, pero que no acudían a trabajar. El Ayuntamiento, ahondó en las irregularidades y descubrió que estos hecho no sólo eran cierto, sino que además se falsificaban las firmas en los controles de asistencia y las cotizaciones de la Seguridad Social.




 

El Ayuntamiento de Tavernes recurre una sentencia por despido improcedente

Ante estos hechos, el Ayuntamiento decidió despedir a las cinco personas que habían tomado parte, bien por acción o por omisión, en estas irregularidades. Finalmente, tres de las cinco personas denunciadas, cesaron voluntariamente. No obstante, la profesora de apoyo y la administrativa del centro, decidieron mantenerse en su puesto, por lo que el consistorio las despidió. Ambas, interpusieron un recurso y el juzgado de lo social número 6 falló a su favor, de manera que el consistorio vallero, bien debe devolverles el puesto de trabajo o abonarles 7.288,88 euros en concepto de indemnización, y el salario dejado de percibir en el periodo en el que se inició el despido hasta el 17 de noviembre.

 

El concejal Tavernes, Antonio Bono ha señalado que ante esta sentencia sólo cabía el recurso, ya que “entendemos que actuamos de forma correcta ante una situación de malversación de fondos y mala gestión del dinero público”, de hecho puntualiza que “lo que la Tavernes no va a permitir nunca es que esta gente siga gestionando el dinero de la ciudadanía”.

 

De igual modo, Bono señala que “la sentencia califica como hechos probados unas consideraciones que no se ajustan a la realidad, y que se pueden comprobar en el expediente administrativo”.