Gandia: Primera puñalada trapera entre C's y Gobierno


Se cumplen 100 días de Gobierno y puñalada trapera. Así ha calificado Ciudadanos Gandia la última actuación de Més Gandia al no apoyar un tema educativo. Son los primeros roces del cariño político.




 

Gandia: Primera puñalada trapera entre C

Se cumplen hoy los 100 días de Gobierno. Esos cien días que sirven, en algunos casos, como cortesía antes de juzgar o valorar la gestión de los nuevos gobiernos. Y en el caso de Gandia, el enrarecido y caldeado ambiente político de la ciudad no ha permitido dar esos días de cortesía al Gobierno local habida cuenta las medidas que se han tomado. Ahora bien, no es menos cierto que, justo cuando se cumplen esos 100 días se deja claro la "puñalada trapera" que Més Gandia ha asestado a Ciudadanos. Y no es un invento de Cope-Onda Naranja, sino que lo dicen desde el partido de Ciro Palmer. Sea como fuere, se asiste ya a ese primer roce entre el pentapartito.

El punto de fricción se produce cuando Ciudadanos presenta una moción en el pleno del pasado jueves en busca del apoyo del Gobierno para sacar adelante un texto que hacía referencia a la solicitud de un sistema educativo plural. Hasta aquí todo iba bien, incluso Ciro Palmer el líder de Ciudadanos en Gandia tenía claro que contaba con el apoyo de todo el Gobierno de izquierdas (PSOE y Més Gandia). Es más, se había consensuado previamente al pleno del jueves.

La sorpresa saltó cuando Més Gandia se abstuvo y no apoyó a Ciro Palmer por lo que Ciudadanos ha dejado claro y en negro sobre blanco que Més Gandia “en el último segundo metieron una puñalada trapera, y sin decir nada retiraron el apoyo”. Por ello, para el partido de Albert Rivera, de esta forma “Ciudadanos Gandia hinca en tierra al nacionalismo catalán” por eso “votamos en contra de la moción de Compromís sobre Educación”.

Mientras esta puñalada trapera se asesta, Ciro Palmer se apresura a recordar que Ciudadanos quiere una legislatura basada en el diálogo y el trabajo por Gandia. Primer aviso a navegantes. Y a renglón seguido recuerda a Més Gandia que debe recapacitar, actuar de manera limpia y evitar estos radicalismos, por lo que Palmer espera que situaciones como esta no se vuelvan a repetir dado que no ayudan a la estabilidad de la ciudad.