Unos botes de cerveza inundan la Central de la Policía Local de Gandia


Las inundaciones de agosto en la nueva Central de Policía vinieron motivadas por la obstrucción de desagües, cañerías y bajantes a consecuencia de la basura y botes de cerveza que alguien dejó olvidados. La empresa constructora los ha retirado.




 

Unos botes de cerveza inundan la Central de la Policía Local de Gandia

La fuerte tromba de agua que cayó durante el mes de agosto en la playa de Gandia y que alcanzó puntas de 138 litros por metro cuadrado en el polígono de Alcodar, dejó al descubierto la inundación de un edificio al que se presupone está concebido para soportar inclemencias del tiempo así como otros percances. Se trata del nuevo retén, la central de la Policía Local de Gandia que fue inaugurada en marzo por el Gobierno del Partido Popular.
Esas lluvias intensas y copiosas motivaron que la Central Policial se inundara y presentara daños por filtraciones en los conductos del aire acondicionado; filtraciones en los desagües que provocaron la entrada de agua a la zona de atención al público; zona de calderas con filtraciones que no se pudieron detectar; y goteras en los pasillos de las celdas además del patio de detenidos inundado.
Mientras esto ocurría las culpas comenzaban a echarse unos a otros comenzando por el precio del edificio y acabando con las prisas de inaugurarlo. Sea como fuera ahora ya se sabe el motivo de las inundaciones.
En su día el portavoz del Gobierno del PSPV y Més Gandia, José Manuel Prieto, (en la imagen junto a la Vicealcaldesa, Lorena Milvaques y las imágenes de las inundaciones) pidió explicaciones al anterior gobierno de Arturo Torró.
Es por ello que el Partido Popular respondió que a quien tienen que pedir explicaciones es a la empresa constructora y solicitar que realizara todas las acciones oportunas para corregir las deficiencias detectadas tras las lluvias.
Pues según fuentes consultadas por Cope-Onda Naranja, esas deficiencias ya han sido subsanadas y se ha localizado el motivo por el cual se inundaba la Central de la Policía Local. Y para sorpresa de muchos, no era otro el motivo que tener las cañerías y canalizaciones de desagüe obstruidas. Y estaban obstruidas a consecuencia de la basura, entre ella botes de cerveza acumulados en el interior de las canalizaciones, que al parecer los obreros mientras construían la central policial se dejaron en la azotea y diversas partes inaccesibles para los agentes. Así pues, fue la propia empresa quien se hizo cargo de localizar las filtraciones y se sorprendió del motivo dado que, era más que evidente, que los agentes policiales no andan correteando ni tiran basura al techo del edificio.
Rocambolesca historia la de unos botes de cerveza que motivaron un rifirrafe entre Gobierno y oposición mientras la Central de Policía se inundaba.