Gandia da pasos para proteger la Ermita de San Vicente tras permitir su destrucción


El Gobierno de Gandia aprobó en 1983 proteger la ermita y en 1984 aprobó que se construyera un polígono industrial que acabó encajonando el templo entre naves en la carretera de Almoines. Ahora se inician los pasos para protegerla tras no quedar nada.




 

Gandia da pasos para proteger la Ermita de San Vicente tras permitir su destrucción

Rectificar es de sabios. En 1983 el Ayuntamiento de Gandia protegió la Ermita de San Vicente, en la antigua carretera de Almoines. Un año después, en 1984 aprobó y permitió construir un polígono industrial. Pasaron los años y se fue deteriorando hasta quedar encajonada entre naves y condenada al saqueo.
Ahora, más de 30 años después, el área de Gestión Responsable del Territorio en el Ayuntamiento de Gandia que dirige el concejal Xavier Ródenas, está actuando con carácter urgente sobre el patrimonio cultural más degradado de la ciudad, como es el caso de la Ermita de San Vicente, una construcción encajonada tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de Gandia del Plan Urbanístico que permitió que el templo quedara entre naves industriales. Así las cosas, Ródenas ha informado del reinicio del expediente de permuta del solar donde se encuentra y que ya se inició en 2009 pero que fue paralizado en diferentes ocasiones.
El Ayuntamiento de Gandia ha procedido a limpiar la basura, enseres y escombros que se habían acumulado tanto en el exterior como en el interior de la Ermita y se ha puesto un cerrojo al inmueble para evitar que pueda acceder la gente.

Sobre la titularidad de la Ermita, de momento, el Ayuntamiento de Gandia no ha se ha pronunciado habida cuenta la polémica que se suscitó en su día. La titularidad conllevaba que el Ayuntamiento de Gandia cediera a la Iglesia un solar municipal en el Camí/Avenida de la Mar. Al menos, nunca se publicitó dicha permuta. Se trata de una ermita del siglo XVIII aunque, constan escritos que la datarían en el siglo XV y la tradición dice que aquí predicó San Vicente a los Moriscos.

El concejal de Més Gandia, Xavier Ródenas, ha anunciado que los próximos pasos consistirán en el arreglo del techo y las tejas, así como proceder a su restauración y ha destacado que "ojalá no volvamos a perder la oportunidad de recuperar la Ermita de San Vicente".