Cuatro disparos al aire y dos guardias civiles heridos en Gandia


Los agentes de la Policía Judicial procedían a detener a un ladrón que había robado en casas de la comarca de la Safor y pretendía tomar el último tren en la estación de Renfe-Adif.




 

Cuatro disparos al aire y dos guardias civiles heridos en Gandia

La detención de un hombre en Gandia ha acabado con cuatro disparos al aire y dos agentes de la policía judicial de la Guardia Civil lesionados a consecuencia del forcejeo. En principio era un arresto cualquiera pero se convirtió  en una batalla campal entre agentes y ladrón. Efectivos de la brigada de Policía Judicial de la Guardia Civil de Gandia llevaban semanas investigando a una persona en relación a una serie de robos cometidos en diversos municipios de la comarca de la Safor. La alerta saltó cuando la persona en cuestión tenía previsto darse a la fuga y para ello se dirigió a la estación de Renfe de Gandia para tomar el último tren del día, momento en el que fue abordado por los agentes.
En ese instante el ahora detenido opuso tal resistencia que la emprendió a golpes con los dos agentes causando heridas a ambos quienes se vieron obligados a realizar cuatro disparos intimidatorios al aire para que el agresor dejara de agredir al agente así como solicitaron refuerzos. El detenido ha sido puesto a disposición judicial.