El Gobierno de Gandia y Ciudadanos reconocen que IPG sólo tuvo beneficios en 2010


Los representantes del consejo de administración de la empresa pública de Gandia han dado a conocer las cuentas de 2014 con un saldo negativo de 18,9 millones de euros frente a los beneficios del Any Borja de 2010.




 

El Gobierno de Gandia y Ciudadanos reconocen que IPG sólo tuvo beneficios en 2010

El coordinador general de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, ha explicado hoy junto a los representantes de Més Gandia y Ciudadanos “el estado de cuentas de la empresa Iniciatives Públiques Gandia (IPG) de 2014” recordando que las cuentas debían haber sido formuladas en marzo de 2014 y aprobadas en junio de 2015.
El Gobierno de Gandia y Ciudadanos han dado a conocer las cuantías de inmovilizado así como de pasivo, deudas e ingresos, y ha solicitado a una compañía tasadora de prestigio que analice las salvedades que se han venido repitiendo en los informes de los últimos años respecto a los precios inmobiliarios dado que, desde 2006 que no se han revisado y supondría una variación de entre un 30 a un 40% del valor actual.
Gregori ha denunciado que el resultante de 2014 es un déficit de 18.944.000 euros y ha calificado de “sistema perverso, el inyectar dinero desde el ayuntamiento para poder pagar. El ayuntamiento hacía de banco a IPG”. Respecto a esto y a preguntas de Cope-Onda Naranja, el coordinador general de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, ha respondido que IPG “creo recordar que en 2010 hubo beneficios. Siempre ha estado muy igualado, las diferencias si eran positivas o negativas eran muy pequeñas” tal y como han asentido los representantes de Més Gandia y Ciudadanos. No hay que olvidar que 2010 fue el archiconocido como Any Borja.
Por último, respecto al cierre de IPG el propio Salvador Gregori ha señalado taxativamente que “se puede no, se debe cerrar, no hay otra solución” por lo que también a preguntas de Cope-Onda Naranja sobre los inmuebles de titularidad de IPG o que están pagando alquileres sociales y demás, el coordinador de Economía y Hacienda no ve problema en que el Ayuntamiento de Gandia asuma e incremente su patrimonio y sus gastos a pesar de estar intervenido a través del Plan de Ajuste aprobado por el Gobierno.
Por su parte, Lola Moncho, en nombre del PP ha mostrado su “total desacuerdo” con estas cifras y ha denunciado que “media hora antes de hacerlas públicas las hemos conocido”. Para el PP “con cuentas provisionales, no aportan balance e intentan confundir a la ciudadanía” concluyendo Lola Moncho diciendo que “cuando tengamos un estudio hecho, saldremos y daremos las cuentas en aras de la transparencia”.