Bono defiende su inocencia ante el juez respecto a los aterramientos de la marjal


Antonio Bono asegura que durante el tiempo en que se produjeron los hechos que se le imputan, quien ostentaba esta concejalía, era el nacionalista, Miquel Bononad.




 

Bono defiende su inocencia ante el juez respecto a los aterramientos de la marjal

El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente de Tavernes de la Valldigna, Antonio Bono ha prestado declaración durante el proceso en el que se le acusa de un  presunto delito contra el medio ambiente y prevaricación. La denuncia que fue interpuesta en los juzgados de Sueca por un grupo ecologista hace referencia a los soterramientos que se realizaron en la partida del Ràfol, que está protegida por el catálogo de zonas húmedas de la Generalitat Valenciana.

 

Antonio Bono insiste en su inocencia, debido a que según indica, los hechos que se le imputan se produjeron cuando la concejalía de Medio Ambiente y Urbanismo la ostentaba el nacionalista Miquel Bononad. Además el concejal popular, asegura que durante los años que el ha formado parte del consistorio, éste ha cumplido a “rajatabla con todas las sentencias judiciales, que se le han interpuesto, ya fueran absolutorias o condenatorias”.

 

El concejal de Tavernes ha señalado que “todas las resoluciones o decretos firmados por los responsables políticos, en relación con este asunto, están avaladas por informes- propuestas de los técnicos municipales”.

 

Este proceso se conocía desde hace tres meses, no obstante, la denuncia formal no se le notificó al concejal hasta hace un mes, momento en el que comenzó a recabar información que demostrara su inocencia. Pese a todo, Bono ha lamentado como se ha llevado el proceso “a pesar de haberme prestado a declarar de manera voluntaria en el mismo momento en que tuve conocimiento de los hechos”, puesto que durante estos meses, “me he encontrado en la más absoluta indefensión”.