El Ejército Eapañol, dona 40 camas para el nuevo centro ‘Casa Belén 2’ de Cáritas para inmigrantes del viejo río de Valencia


El Ejército Esñaol, ha donado cuarenta camas, dispuestas como literas, para “Casa Belén 2”, el nuevo centro de acogida a inmigrantes que Cáritas Diocesana de Valencia ha abierto esta semana en la capital valenciana, según ha informado hoy en rueda de prensa la directora de la entidad caritativa, María de la Concepción Guillén.




 

El Ejército Eapañol, dona 40 camas para el nuevo centro ‘Casa Belén 2’ de Cáritas para inmigrantes del viejo río de Valencia

Las camas proceden del cuartel militar del Ejercito Español, destacado en Paterna, y han sido trasladadas e instaladas en el centro por voluntarios de varias Cáritas parroquiales, que colaboran también en la atención a los inmigrantes y coordinación de los distintos servicios de “Casa Belén , entre los que figuran el alojamiento por las noches para cuarenta personas, comedor, ducha, lavandería y clases de castellano.

“Casa Belén está ubicada en la calle Crevillente, 30, de Valencia,
en unos locales cedidos por la Iglesia del Espíritu Santo, que los empleaba anteriormente para su anterior templo parroquial.

#foto2der# La concejala de bienestar social del Ayuntamiento de Valencia, Marta Torrado, ha agradecido esta mañana al párroco, Francisco Javier Claumarchirant, y al arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gásco, la cesión de los locales, ya que “permite ampliar las plazas disponibles en la ciudad de Valencia para las personas sin techo”. Además, Marta Torrado ha destacado la colaboración entre el consistorio, que subvenciona el proyecto, y entidades “como Cáritas que se dedican a ayudar a los demás con hechos, además de palabras”.

La cena caliente que se sirve en el centro la prepara diariamente el colegio Pío XII de Valencia, que está dirigido por el instituto secular de los Operarios Diocesanos. El centro escolar  también ha cedido un horno para calentar la comida.

Por su parte, el centro deportivo “Dos a dos” ha donado mantas, sábanas y toallas. A su vez, la dirección general de Inmigración de la conselleria de Bienestar Social ha facilitado el mobiliario y la concejalía de Seguridad Ciudadana ha colaborado en el acondicionamiento del  hogar.

En la atención de “Casa Belén , además del medio centenar de voluntarios de Cáritas parroquiales y de otras entidades benéficas que colaboran, participa también un equipo de personas contratadas, entre las que hay dos inmigrantes de Malí y la República Democrática del Congo.

El centro está dirigido especialmente a los inmigrantes subsaharianos que pernoctan en el viejo cauce del río Turia, aunque “está abierto también a personas de otras nacionalidades”, según ha explicado María Asunción Mora, responsable del hogar.

Por su parte, el Servicio de Primera Acogida a Personas Inmigrantes (SPAI) del Ayuntamiento de Valencia, presidido por la alcaldesa Rita Barberá,
es el encargado de recibir inicialmente a los inmigrantes para luego derivarlos a “Casa Belén , así como a otros centros de acogida para personas sin techo que hay en la capital valenciana.

“Casa Belén 2” estará abierta hasta el próximo 14 de marzo, coincidiendo con el final de la campaña de recogida de la naranja en Valencia, a la que se dedican fundamentalmente los inmigrantes derivados al nuevo centro de Cáritas.

El delegado episcopal y director del programa de Atención Social y Pastoral al Inmigrante de Cáritas Diocesana de Valencia, Sebastián Alós, ha afirmado que  “Casa Belén es “una respuesta concreta a un problema urgente”, ya que “no podemos mirar hacia otra parte ante la situación de los inmigrantes sin techo”. Igualmente, Sebastian
Alós ha añadido que, pese a que el centro solidario va a dar una “acogida digna a muchas personas”, es a la vez “un recurso insuficiente”, por lo que ha animado a “seguir impulsando” iniciativas a favor de los inmigrantes y las personas sin hogar.