Ceuta en paz


Si en algo ha destacado el 2006, este año que ahora está a punto de acabar, para con Ceuta, ha sido, lamentablemente en lo negativo: el notable aumento de los casos de violencia doméstica o de género , el follón de la chirigota carnavalesca con copla racista, el problema de la valla fronteriza entre Marruecos y España con inmigrantes ilegales heridos y muertos, los contados y aislados pero graves delitos cometidos como asesinatos -una niña en la barriada ceutí 'Príncipe Alfonso'-, la 'Operación Duna' con la detención de once presuntos integristas, aquellas situaciones de discriminación y olvido hacia la ciudad autónoma ceutí en política y diplomacia -mesas de negociación por el tema de las pateras-; más todo el tinglado portuario de las navieras con protestas ciudadanas por los elevados precios de los pasajes aplicados a los residentes ceutíes.




 

Ceuta en paz

No dudo de que también hubieron cosas positivas para los 'caballas' como la consecución de ayudas varias por el Gobierno Central, convenios entre el colegio de abogados y la administración ceutí para atender a las victimas de la violencia de género, las excelentes fiestas de Semana Santa y Festejos Patronales, el éxito de la exposición arqueológica de la basílica tardo romana o los logros de los deportistas ceutíes, por poner algunos ejemplos.

Pero no es mi intención hacer un balance anual de lo sucedido en Ceuta a lo largo del año 2006. Necesitaría demasiado espacio. Para mi, lo más importante es, sin duda, la infinita paciencia que el ceutí o 'caballa' de a pie -también del gobierno autónomo- constantemente machacado, sigue teniendo cuando ha de soportar la negatividad en la imagen y en el nombre de la ciudad que desgraciadamente queda manchado.

He de romper una lanza a favor de Ceuta -'Perla del Mare Nostrum'- y de los ceutíes, esos sufridos 'caballas'. Porque, a pesar de los pesares y de las graves excepciones, Ceuta sigue siendo y es, modelo y ejemplo de convivencia multiétnico-racial-religiosa. Su pluralismo en todo sentido, la hace diferente. Y es algo que hay que mantener y preservar para transmitirlo a las futuras generaciones.

Y en estos días, que Yahveh, Dios, Allah, Brahma, Confucio, Buda,...os bendigan a todos los ceutíes.

Y que la concordia sea siempre con vosotros. Por una Ceuta en convivencia.

 

Josep Esteve Rico Sogorb (Elche)
Escritor y periodista:       http://galeon.com/joseesteban/