Piden 14 años a una mujer por prostituir a una compatriota nigeriana en Gandia


La engañó con un falso trabajo de peluquera y acabó obligada a ejercer la prostitución en la zona de Les Palmeres durante cinco años cada día. Debía saldar una supuesta deuda de 40.000 euros a la mujer que le prometió un trabajo y una vida normal.




 

Piden 14 años a una mujer por prostituir a una compatriota nigeriana en Gandia

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia está juzgando a una mujer que supuestamente engañó con un falso trabajo de peluquera a una compatriota suya, de Nigeria, a la que prometió trabajo y una vida normal. La mujer fue obligada a prostituirse en la zona de Les Palmeres, a la salida de Gandia, durante cinco años todos los días. El temor a que le hicieran daño a ella o a su familia, a través del vudú, fue la gota que colmó el vaso para que, coaccionada prestara servicios sexuales para la devolución de una supuesta deuda de 40.000 euros. La mujer que fue obligada a ejercer la prostitución declaró ayer en la Audiencia de Valencia, como testigo protegida y tras una mampara, relatando todo el calvario que sufrió desde su llegada a Gandia.
Curiosamente, su "madame" que ejercía de proxeneta, también había ejercido la prostitución en las calles de Gandia pero admitió que lo hizo hasta 2009 dado que se ha casado, tiene una hija y ahora trabaja en una tienda. Todo ello para intentar escurrir el bulto de la acusación dado que, Josephine M. ya fue denunciada por dos compatriotas suyas con anterioridad por los mismos hechos pero ambas denuncias se archivaron.
Ahora, Josephine se enfrenta a 14 años de prisión, a saber, 10 años por un delito de inmigración clandestina de personas y 4 años por otro delito de determinación de la prostitución.