El exalcalde de Piles, Vicente Ciscar, se enfrenta a cinco años de cárcel por la rotonda


Está siendo juzgado en la Audiencia de Valencia por el famoso convenio con la Diputación donde solicitó una ayuda de 430.000 euros para unas obras que ya había construido en Piles.




 

El exalcalde de Piles, Vicente Ciscar, se enfrenta a cinco años de cárcel por la rotonda

Cinco años de cárcel, seis de inhabilitación y multa de 9.300 euros. Eso es lo que pide la Fiscalía al ex alcalde de Piles, Vicente Ciscar, que está siendo juzgado en la sección segunda de la Audiencia de Valencia acusado de un delito de falsedad en documento oficial. La historia se remonta a una denuncia que realizó en su día Pedro Román, ex concejal de Coalició Valenciana, quien acusó al que era alcalde de haber suscrito un convenio con la Diputación para unas obras que ya estaban concluidas.
El ex alcalde pilero admitió ayer ante los magistrados que le juzgan que no leyó el convenio ni antes de pasarlo por el pleno ni después de firmarlo con Diputación, porque, según dijo, buscaba la ayuda para devolver unas cuotas la cobradas a unos vecinos de Piles.
La Diputación se prestó a pagar parte de las obras de construcción de un puente y una circunvalación de acceso a la Playa de Piles que debían de construirse antes de 2011. La historia de todo viene motivada porque esas obras para las que Ciscar pidió subvención, se iniciaron en 2003 y concluyeron en 2006, por lo que la ayuda que pedía era para una obra ya finalizada y ejecutada.
Vicente Ciscar comparte banquillo de acusados con el secretario del ayuntamiento, Gustavo Gass, quien lo es desde 1991, y quien ayer dijo ante los Magistrados de la Audiencia de Valencia que se percató del error pero no advirtió a nadie.