La Policía Local de Gandia valla el perímetro de la iglesia de San José en el Raval


La caída de cascotes a la vía pública en una obra recientemente remodelada, obligó en la tarde de ayer a preservar la seguridad de los viandantes rodeándola con un perímetro de seguridad.




 

La Policía Local de Gandia valla el perímetro de la iglesia de San José en el Raval

Agentes de la Policía Local de Gandia, alertados por los vecinos que sobre las tres de la tarde escucharon y vieron cómo caían cascotes desde lo más alto de la iglesia de San José, procedieron a instalar un perímetro de seguridad con vallas para evitar que los desprendimientos pudieran causar lesiones a los viandantes. El perímetro llega a alcanzar las proximidades de las calles Sant Salvador, Baix y Mesquita del Raval.
Los fragmentos desprendidos por prácticamente toda la plaza provienen de las cenefas de las ventanas existentes sobre la entrada principal al templo y fueron los Bomberos de Gandia quienes procedieron a sanear las cornisas afectadas.
Sin duda ayer las preguntas venían relacionadas ante la incredulidad dado que la obra de remodelación de la iglesia de San José, en el Raval gandiense, se realizaron hace poco tiempo, por lo que puede deberse a un error o defecto en elementos de sujeción o incluso a los bruscos cambios de temperatura que se están dando en las últimas semanas donde se puede llegar a pasar de los 20 o incluso 24 grados a los 6 u 8 por la noche y madrugada.