La Generalitat pide informes a nueve playas de la Safor sobre planes de construcción


La conselleria de Territorio se ha dirigido a los ayuntamientos de Tavernes, Xeraco, Gandia, Daimús, Guardamar, Bellreguard, Miramar, Piles y Oliva para que informen por escrito de la situación actual.




 

La Generalitat pide informes a nueve playas de la Safor sobre planes de construcción

Tras la moratoria de un año dada a la playa de l'Auir en Gandia para que no se pueda presentar ningún proyecto urbanístico para la zona, la Generalitat Valenciana ha dado un paso más para seguir en la protección de esa franja costera de 500 metros donde se prohibe edificación alguna. Así las cosas, la conselleria de Territorio de la Generalitat Valenciana ya se ha puesto en contacto con los nueve ayuntamientos de la Safor que se ven afectados por esta nueva norma del Consell que pretende preservar esa franja costera.
Los ayuntamientos de Oliva, Piles, Miramar, Bellreguard, Guardamar de la Safor, Daimús, Gandia, Xeraco, y Tavernes de la Valldigna han recibido órdenes expresas para que remitan a la conselleria la correspondiente información sobre la situación jurídica de esa franja de suelo urbanizable de quinientos metros.

De esta forma, la conselleria que dirige María José Salvador pretende impedir que se sigan ocupando zonas costeras para continuar con la fiebre del ladrillo y mucho menos tras estallar la burbuja inmobiliaria y ante la posibilidad de comenzar poco a poco a ir solicitando licencias y que la construcción pueda comenzar a dar sus primeros pasos de recuperación.
Ahora, los nueve ayuntamientos de la Safor afectados por esta circular del Consell deben remitir en los próximos días un completo informe donde se detalle la situación del suelo en cada término municipal, así como las obras ejecutadas, en ejecución y permisos solicitados, a fin de evaluar la situación y proceder a aplicar la nueva normativa.