Sanidad deja sin cubrir más del 60% de los médicos que se van de vacaciones navideñas


UGT de la comarca denuncia que la no sustitución de los facultativos implica una peor asistencia




 

Sanidad deja sin cubrir más del 60% de los médicos que se van de vacaciones navideñas

El sindicato UGT de la Safor lamenta la situación sanitaria en la que ha quedado la comarca en las fiestas navideñas. Un gran número de facultativos se ha marchado de vacaciones. Sin embargo, la Conselleria de Sanitat ha dejado sin cubrir más del 60% del personal médico de Atención Primaria, lo que se deriva en un peor servicio

 

Menos médicos y peor asistencia sanitaria. Un gran número de facultativos se marcha de vacaciones durante la Navidad, pero la mayoría de ellos no son sustituidos por otros profesionales, lo que repercute negativamente en la calidad del servicio.

El sindicato UGT de la Safor ha denunciado que la Conselleria de Sanitat deja sin cubrir más del 60% del personal médico de Atención Primaria durante este periodo vacacional en la comarca, lo que significa que hay un 60% de médicos menos, según destacó a LAS PROVINCIAS el secretario de Organización Comarcal de la Safor-la Vall d’Albaida-Ribera Baixa de UGT y delegado de Sanidad, Antonio Agustí.

El responsable de esta fuerza sindical destacó varios ejemplos. En el Centro de Salud de Beniopa se han marchado de vacaciones durante estos días festivos un total de siete médicos. Pues bien, la Conselleria de Sanitat únicamente ha cubierto dos. Y es que la Generalitat Valenciana “como máximo” pone a dos sustitutos por cada infraestructura sanitaria, agregó.

En el consultorio del Grau de Gandia, por su parte, se ha ido un facultativo de vacaciones y no lo han cubierto; y en el dispensario del distrito de Corea cuatro médicos han cogido días libres y la Conselleria de Sanitat sólo ha contratado como sustituto a una persona.

El sindicato no critica que los médicos se marchen de vacaciones, ya que es un derecho, lo que lamenta es que la Generalitat Valenciana no supla estas plazas que se quedan vacantes durante estas fechas.

La falta de personal, lógicamente, repercute en el servicio, como la mala calidad en la atención sanitaria del médico respecto al paciente, un incremento en las listas de espera y mayor tardanza a la hora de pasar consulta.

Los enfermos cuyos médicos se han ido de vacaciones se tienen que redistribuir para ser visitados por los escasos profesionales que quedan en los diferentes espacios sanitarios de la comarca.

Primaria es “el patito feo”
Esta situación, a juicio del sindicato UGT, demuestra que la Atención Primaria continúa siendo el “patito feo” de la asistencia sanitaria.

“De normal ya faltan médicos, con que si encima el Consell no incorpora a otros profesionales cuando los facultativos han de ausentarse por vacaciones u otro motivo, el panorama sanitario se agrava todavía más”, remarcó Agustí.

“Es una aberración que un médico tenga una media de 2.000 tarjetas sanitarias (pacientes) en la Safor”, aseveró. Lo que desde esta agrupación sindical se demanda es que, como máximo haya 1.500 personas por facultativo, porque de esta manera los médicos podrán dedicar un promedio de 15 minutos por persona.

La misma fuente aseguró que si la Atención Primaria funcionara mejor y fuera más ágil se descongestionaría el servicio de Urgencias del hospital comarcal Francesc de Borja de Gandia, el cual está saturado siempre. Por su parte el hospital comarcal en sí, ya se ha quedado obsoleto e insuficiente para abastecer a todos los municipios de la comarca de la Safor.

U
na de las múltiples asignaturas pendientes de esta ya vieja infraestructura es la anestesia epidural, según añadió Antonio Agustí, quien remarcó que es una “vergüenza” que todavía “teóricamente” se suministre la epidural a las parturientas de ocho a tres de la tarde de lunes a viernes.

UGT insistió en el ocultismo por parte de la administración sanitaria en este tema. “Existe un ambiente muy tenso entre los anestesistas por las políticas de la gerencia del hospital comarcal. De hecho dos de estos profesionales ya han solicitado el traslado a otro centro sanitario por la mala planificación. La anestesia epidural ha de aplicarse como un servicio más”