Gandia inicia las obras de la plaza del Tirant y destina las casetas a oficinas y promoción


La concejala Izquierdo califica el proyecto como un escaparate al mundo y como un balcón al Serpis donde se ofrecerá una plaza dinámica, con flujo de gente y posibilidad de realizar acciones comerciales puntuales. Se recupera la venta de flores, de palmas y ramos, mercadillos gastronómicos o los actos de asociaciones.




 

Gandia inicia las obras de la plaza del Tirant y destina las casetas a oficinas y promoción

La concejala de Políticas Económicas e Innovación, Alícia Izquierdo, ha presentado hoy las obras que han comenzado en la plaza del Tirant para recuperar un espacio para la ciudad y que ha calificado como un escaparate al mundo, un balcón al Serpis.
En una parte, la más alejada de la plaza y a su vez la más próxima a lo que será la salida del puente entre la plaza de Sant Josep y la del Tirant, se destinará a oficinas municipales, donde se ubicarán dependencias de Comercio, Agricultura, Vía Pública, Inspectores, etc.
Justo en el centro de las casetas de la plaza del Tirant, se realizará una apertura para acceder al aparcamiento subterráneo del Serpis. Un acceso que ya se contemplaba en 2010 cuando se inauguró la plaza pero que nunca se ejecutó, por lo que conectará el aparcamiento con la superficie de arriba.
Y la otra parte de las casetas, la más cercana al paseo de Germanies dispondrá de dos locales en forma de cubo, con grandes cristaleras, donde uno de ellos se destinará a una especia de InfoCiudad donde se dará cumplida información al visitante sobre eventos, actividades, lugares a visitar, y además podrá adquirir las entradas para presenciar espectáculos, las sillas de la Semana Santa, etc.
A su lado, una cafetería que le dará vida a la plaza y donde además podrán los clientes disfrutar de la terraza y de unas vistas magníficas. Más tarde se habilitará una zona de juegos para niños de hasta cinco años siempre sin perder la visibilidad por parte de los padres.

Y por último, casi en el centro, habrá lo que Izquierdo ha denominado la zona de mercados efímeros, donde habrá una programación comercial y donde se podrá habilitar tanto en el local como en el exterior de la plaza actividades comerciales puntuales y temporales como son el mercadillo de flores de Todos los Santos; la venta de Palmas y Ramos para Semana Santa; los dulces de Navidad, los productos típicos de Pascua, etc. Y además, este local servirá para apoyar el realizar actividades puntuales por parte de colectivos, es decir, de almacén junto a la plaza para actividades de Fallas, de Semana Santa, de la propia venta de Palmas, es decir, almacén junto a la plaza.

Para la responsable de Políticas Económicas e Innovación, Alícia Izquierdo, se trata de crear un flujo de gente que circule por la plaza. Las obras han comenzado ya y están presupuestadas en 240.000 euros que sufraga íntegramente la Diputación de Valencia. El arquitecto ha sido el joven gandiense Fermí Romaguera y se espera estén concluidas en cuatro meses, en abril aproximadamente. Luego restará, la otra parte mucho más compleja de unir la plaza con el puente de Sant Josep.

Tras el anuncio de las obras en la plaza del Tirant, el Partido Popular ha señalado a través de Víctor Soler y Vicent Gregori y se han alegrado que el Gobierno haya tomado el proyecto del PP dado que era una buena solución para Gandia. Como pega han puesto que la guinda del proyecto sería una cubierta para eventos al aire libre. Eso sí, sin desaprovechar la ocasión para recordar que la plaza la inauguró el PSOE en septiembre de 2010 y fue el PP quien tuvo que pagar los 5 millones de euros que dejó a deber el socio de gobierno de la concejala Izquierdo.