El indigente de la plaza Joaquín Ballester se encuentra ingresado en el hospital de Gandia


A través de las redes sociales muchos se preguntaban por Juan José dado que hacía tiempo que no se le veía. Está en el hospital y se plantea, esta vez sí que sí, dejar de vivir en la calle y regresar con algún familiar de los que dispone en Barcelona.




 

El indigente de la plaza Joaquín Ballester se encuentra ingresado en el hospital de Gandia

Formaba parte del paisaje urbano. Tristemente pero era así. Por unos vecinos repudiado por otros ayudado. Juan José lleva años viviendo como indigente en la rotonda de la plaza Joaquín Ballester, a la entrada de Gandia hacia la plaza El·líptica. Sus cosas personales se amontonaban día tras día, verano o invierno en esta parte de la rotonda donde antes había un concesionario de automóviles.
El motivo de que haya "desaparecido" es haber sido ingresado en el hospital a consecuencia de un problema de salud. Ya se intentó por todos los medios que abandonara el vivir en la calle y residió durante algunos días en el Centro de Acogida San Francisco de Borja, dependiente de Cáritas. Al poco tiempo, regresó a la calle, a su vida.
Se dispararon entonces los comentarios de si cobraba una pensión, si no tenía familiares, si era militar retirado, si no tenía familia, lo cierto es que estos días ha recibido en el hospital la visita de voluntarios de Cáritas y de otras personas que se interesaban por él.
Ahora, está pensando regresar con alguno de los pocos familiares que le quedan en Barcelona o ingresar, pero en serio, en uno de los centros de acogida que hay en la comarca. Dice que su intención es no volver a la calle. Muchos esperan que así sea y que esta sea la definitiva para poder reinsertarse en la sociedad.