La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes en Gandia


Cuatro de los arrestados secuestraron otro integrante por una supuesta deuda de marihuana. Son españoles, detenidos en Palma de Gandia, de entre 22 y 52 años de edad. Le amenazaron de muerte si no pagaba 50.000 euros.




 

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes en Gandia

 Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Gandía un grupo criminal dedicada al tráfico de estupefacientes integrada por nueve hombres, de entre 22 y 52 años, de origen español. Además cuatro de ellos secuestraron a otro integrante del grupo, por lo que también se les considera presuntos autores de un delito de detención ilegal.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que hombre podría haber sido secuestrado. Los policías averiguaron que los presuntos responsables de la detención ilegal así como el presunto secuestrado conformaban un grupo dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes. Los sospechosos habrían retenido a un integrante del grupo, contra su voluntad en una casa de campo aislada de un pueblo de Alicante durante más de cuatro horas, bajo la amenaza de muerte si no pagaba 50.000 euros, por unas desavenencias en sus negocios. 
 
Los investigadores averiguaron que el grupo estaba formado por nueve hombres y que podrían tener oculta una gran plantación de marihuana en un chalet en Palma de Gandía. Los policías localizaron el chalet donde intervinieron:
277 plantas de, al parecer, marihuana, 
14, 20 gramos de, al parecer, heroína
Cuatro básculas
Unos 600 gramos de sustancia de corte
5.600 euros en efectivo
Una prensa compuesta por tres gatos hidráulica, un molde de forma rectangular y varios útiles para el uso de la misma.

Los agentes han detenido a los nueves miembros como presuntos autores de los delitos de pertenencia al grupo criminal y contra la salud pública y a cuatro de ellos también como presuntos autores de un delito de detención ilegal. En el momento de la detención, uno de los arrestados portaba 5.000 euros que fueron intervenidos, por lo que en total los policías han intervenido 10.600 euros al presunto grupo.

Los detenidos, seis de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, a excepción de uno de ellos que quedó en libertad tras prestar declaración no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando sea requerido para ello