Medio Ambiente da luz verde al acceso Sur de la N-332 en Oliva y las obras se licitarán a finales de año.


En la zona de Gallinera-Alfadalí se construirá un enlace con la AP-7 que sorteará Oliva, ello unido a la gratuidad de la autopista prevista para 2019, permitirá que ésta haga de ronda de circunvalación en esta zona de la comarca.




 

Medio Ambiente da luz verde al acceso Sur de la N-332 en Oliva y las obras se licitarán a finales de año.

El Ministerio de Fomento ha anunciado al alcalde de Oliva, David González, que la nueva carretera que se construirá en su municipio y que permitirá conectar la N-332 con la autopista AP-7 está cada vez más cerca dado que, fuentes ministeriales han señalado que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para la ejecución de esta obra en la extensión llana de la rambla de la Gallinera y la zona del Alfadalí, es positivo y respeta las normas medioambientales estipuladas y por ello se da luz verde a la tan esperada carretera de acceso Sur de Oliva.
Tras años de insistentes reclamaciones, Fomento da un paso más y consigna 30 millones de euros para licitar las obras entre junio y diciembre de este año. Si se prolonga ese espacio sería solo por unos meses, los primeros, de 2017, pero la intención de Fomento es que los trabajos de esta carretera de acceso Sur de Oliva, cuyas obras se prolongarían por espacio de dos años, puedan estar concluidas, en 2019.
Una fecha clave para Oliva y la Safor teniendo en cuenta que, el primer día de ese año 2019 es cuando expira la concesión administrativa que los anteriores gobiernos otorgaron a Abertis para que gestione la autopista de peaje AP-7, en este caso, a su paso por la Safor. De cumplirse esas fechas, y todo para indicar que así será y esa es la voluntad política, la carretera de acceso Sur de Oliva coincidiría con la liberalización de peaje de la AP-7 por lo que sumaría opciones y ofertas para desviar el tráfico de una vez por todas de la travesía interior de Oliva y ceder o pasar esta vía de titularidad estatal a que fuera municipal.
La carretera de acceso Sur de Oliva, no sería más que un enlace en la parte sur de la AP-7, a la altura de la Gallinera-Alfadalí, que evitaría cruzar Oliva al entrar en la autopista y que, al haber sido ya liberalizada de peaje, permitirá servir de ronda de circunvalación por el casco urbano de Oliva y salir, en el caso que se quiera, en la actual salida de la AP-7 en Viva España. Caso contrario, se podrá seguir por el trazado y descongestionar así gran parte del tráfico en esta zona de la comarca.