Gandia solicitará acogerse a la ley de grandes ciudades al superar los 80.000 habitantes.


El próximo pleno del Ayuntamiento de Gandia decidirá si la corporación solicita al gobierno valenciano acogerse a la nueva Ley de Grandes Ciudades, una vez que se han alcanzado los 80.000 habitantes. Esta norma modernizará los servicios municipales y permitirá al alcalde escoger a cualquier ciudadano como responsable de un departamento, sin necesidad de salir electo como concejal.




 

Gandia solicitará acogerse a la ley de grandes ciudades al superar los 80.000 habitantes.

"Gandia se ha convertido en una gran ciudad y como tal, debe regirse por la nueva Ley de Grandes Ciudades". Así de convencido se ha mostrado el alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, sobre la necesidad de plasmar el crecimiento demográfico y económico de la ciudad ducal en la forma de gestión la corporación municipal.

El primer edil ha anunciado que trasladará al próximo pleno una moción para pedir ante la Generalitat que Gandia se acoja a la Ley de Grandes Ciudades, tras conocer que la población supera ya los 80.000 habitantes.

"Según cifras del Instituto Valenciano de Estadística, el 1 de enero de 2006 en Gandia vivían 74.827 habitantes mientras que el 1 de enero e 2007 el número de ciudadanos empadronados se sitúa ya en los 80.038", ha indicado Orengo.

Se trata del tercer crecimiento poblacional más fuerte de toda la Comunitat Valenciana. Pero, tal y como señaló Orengo, "de forma equilibrada, ya que el aumento demográfico ha venido acompañado de un gran crecimiento económico".

La nueva ley, según el alcalde, "revolucionará la gestión municipal en la próxima legislatura ya que el pleno se convertirá en un verdadero órgano de control del gobierno".
La principal consecuencia de la ley será la posibilidad de separar el órgano directivo y de gobierno del órgano representativo.

De esta forma, el futuro alcalde podrá nombrar a los responsables de los departamentos municipales que él estime más adecuados para el cargo, sin que necesariamente tengan que ser concejales electos con representación en el pleno. Otra limitación es que estas personas no podrán representar al alcalde en su ausencia. La norma no implica un aumento del número de ediles.

Nueva legislatura
Si el pleno respalda la propuesta, el gobierno de la próxima legislatura podrá configurarse según estos parámetros.
"La Ley de Grandes Ciudades abre más posibilidades en el ámbito de los pactos electorales y permitirá, además, modernizar los servicios de atención al ciudadano, disponer de servicio jurídico propio, etc", ha explicado Orengo, quien ha asegurado que la nueva norma, que data de 2003, pretende acabar con el "carácter menor" que siempre se le ha dado a las administraciones municipales.
De aprobarse en el pleno, Gandia será la tercera ciudad, después de Elche y Torrevieja, que solicitará acogerse a esta ley.

Una vez cursada la petición, la Generalitat constatará los datos aportados por el Ayuntamiento que convierten a Gandia en una gran ciudad.
Y es que según datos del IVE, la actividad industrial se ha incrementado un 32,9% en la ciudad frente a la subida del 25% registrada en todo el territorio valenciano.
En cuanto a la actividad comercial, ha habido un incremento del 20% en el comercio mayorista y del 24% en el minorista. Orengo ha querido destacar la reducción de las cifras de desempleo, que ha bajado hasta el 3,8% en la ciudad ducal.

"Gandia se ha convertido en uno de los principales focos de actividad económica, sólo por detrás de Valencia, Alicante, Castellón y Elche", ha indicado el alcalde.