El solar junto al colegio Carmelites debe volver a sus dueños tras 20 años de inactividad


El terreno fue expropiado de forma forzosa en 1994 y nunca se ha construido en él. Los gobernos del PSOE querían destinarlo a oficinas municipales y un mirador sobre el río Serpis. Esta última idea la del mirador el PP la quería ejecutar pero con acuerdos con el colegio. Han pasado dos años y revierte el terreno a sus dueños.




 

El solar junto al colegio Carmelites debe volver a sus dueños tras 20 años de inactividad

Fue en 1994 cuando el Gobierno de Gandia expropió forzosamente unos terrenos entre el antiguo Mercado Municipal y el colegio Carmelites. La intención del ejecutivo presidido entonces por Pepa Frau era construir oficinas municipales, como al final se destinó el propio Mercado Municipal, y además construir un mirador sobre el río Serpis. Pasaron los años y nunca construyó a pesar de los gobiernos que, a lo largo de 22 años se han sucedido en la ciudad. Ya entonces fue objeto de polémica la exporpiación y ese solar siempre ha traído quebraderos de cabeza a más de un concejal.
Ahora, el juzgado de lo Contencioso Administrativo ha dado la razón a tres propietarios de los terrenos que, en nombre de la empresa Promociones y Construcciones Delta SL, formularon denuncia al haber transcurrido dos años desde que se haya proyectado una obra y ésta no se haya ejecutado, como es el caso de la promesa en octubre de 2013 del gobierno del PP, con Arturo Torró al frente. Éste último pretendía seguir con la idea del mirador en los bajos y con un gran balcón mientras que la parte de arriba fuera adquirida por los padres y madres de alumnos del colegio CArmelites para ampliar el centro y ofertar bachillerato.
Ha pasado el tiempo y ni con Frau, Orengo o Torró se ha construido, por tanto, el juzgado ha dictado sentencia para que el solar revierta de nuevo a sus propietarios. El Gobierno de Diana Morant piensa recurrir en apelación y llegar a un acuerdo con los propietarios para no perder esa oportunidad que durante 22 años ha estado de espaldas, y nunca mejor dicho, a todos los políticos que han pasado por el Ayuntamiento de Gandia.