Cuando cortar calles al tráfico salva una vida


La Policía Local de Gandia traslada en ocho minutos un bebé de cinco meses del Grau al Hospital.




 

Cuando cortar calles al tráfico salva una vida

La llamada era angustiosa. Una mujer, de nacionalidad árabe, pedía ayuda al ver que su bebé de cinco meses sufría convulsiones y no respondía, estaba aunque ella no lo sabía ante una especie de muerte súbita. Los dos primeros agentes de la Policía Local de Gandia en llegar al Grau fueron Miguel Valcárcel y Noelia Orpegui.
Se percataron de la situación e informaron a sus compañeros. Al momento llegó el agente Óscar Bolo, especializado en maniobras de reanimación, no en balde fue durante años el responsable de los socorristas de Cruz Roja en la playa de Gandia y Campeón de España en Socorrismo Acuático.
Aplicando el protocolo, el bebé no respiraba y no cesaba de convulsionar. Sin dudarlo trasladaron con el coche patrulla al bebé al hospital en tan solo ocho minutos. Para ello se coordinaron todos los agentes de Seguridad Ciudadana que había disponibles en ese momento y cortaron carriles y rotondas para que el tiempo estimado de llegada al centro sanitario fuera el menor posible. Había en juego una vida. Lo más sagrado. Y encima era un inocente bebé.
Así pues, el menor llegó al hospital y tras ser atendido por los médicos quedó ingresado y se encuentra bien. Las redes sociales se llenaron estos días de felicitaciones para con los agentes de la Policía Local de Gandia.