Nuevo retraso en la obra del espigón del puerto de Gandia


Las mejoras en seguridad retrasan el paseo que no estará para verano.




 

Nuevo retraso en la obra del espigón del puerto de Gandia

El famoso espigón en forma de paseo en la escollera del Puerto de Gandia que se proyectó durante la pasada legislatura por el Gobierno del PP, sufre un nuevo retraso y con este ya van dos. La Autoridad Portuaria de Valencia ha hecho una nueva modificación del proyecto del paseo que como recordarán se adentra en el mar hasta un kilómetro de longitud. En principio se esperaba que estuviera para el verano, pero los primeros retrasos ya en el inicio de las obras en octubre preveían que no estaría listo para la temporada turística por excelencia. Así las cosas, la sustitución de algunas piezas del proyecto sobre todo para dotarlo de mayor seguridad y mejor conservación han motivado ahora un nuevo retraso a una obra que cuesta 1,4 millones de euros. La preocupación radica en asegurarse que tanto el material resistirá los envites de los fuertes temporales así como la seguridad de quienes puedan pasear por la zona en época de fuerte oleaje. Evidentemente, sería la Policía Portuaria o la propia Policía Local quien, a tenor de los informes meteorológicos y el estado del mar, prohibiría por seguridad pasear o no por el espigón en caso de temporales. Precisamente esos temporales son los que temen los expertos que puedan causar daños en la obra del espigón y por ello los retrasos se deben a mejoras en el proyecto que se espera se convierta en un atractivo turístico más de la playa de Gandia.