Las Fallas de Gandia sacan su crítica y sátira por las calles de la ciudad


La Cabalgata Mayor divirtió y criticó a partes iguales en un desfile que cerró la Fallera Mayor de Gandia.




 

Las Fallas de Gandia sacan su crítica y sátira por las calles de la ciudad

Las calles del centro de Gandia acogieron ayer la Cabalgata Mayor de las Fallas de Gandia que, esta vez sí se pudo realizar aunque con un cielo cubierto y unas temperaturas gélidas. En líneas generales el nivel de la cabalgata se mantuvo como en años anteriores si bien se nota ese descenso en la calidad y cantidad de participación al tiempo que, muchos optaron por regresar al origen de la misma para divertirse, evitando convertir la cabalgata en monótona sino disfrutando e interactuando con el público. La crítica y la sátira no fueron muy ácidas, más bien flojas, y el nivel de comparsa se volvió a superar mientras el de carrozas, todas ellas espectaculares, brillaron siendo muy pocas las que desfilaron.
La falla Lluís Belda optó por abordar la gastronomía valenciana mientras que Crist Rei abordó reclamar ante la Federación de Fallas que ellos sí que quieren concurso de paellas y no degustación como ocurre ahora. La falla Màrtirs basó su cabalgata mayor bajo el lema “Gandipedra” donde sí ahondó en las castas y rastas, en pedir una Gandia espectacular así como la comparsa del Urba-Pedra, relacionado con los pica-piedra y la no menos graciosa Playa-Can donde incluso las participantes simulaban tirar y recoger los “regalitos” de las mascotas. La de Marqués de Campo optó por “¿Limpiamos?” y así analizó las formas de limpieza que se pueden dar, desde las más habituales hasta las más necesarias, aportando el “corruptex” y abordando los chismes y “xafardejos”.

Ya el Serpis por su parte entró de lleno en “A la Fira no vages si…” dando paso a la El·líptica, donde sí que abordaron la actual situación política a nivel nacional y local, recordando que “la política es un gran pastelón de donde todos quieren sacar provecho”. La Vila Nova, optó por disfrutar con el lema “Gaudint” y la República Argentina abordó un tema actual bajo el prisma de los “wasaps”. Los falleros de Corea desplegaron toda su trama entorno a la Fideuà de Gandia, donde no faltaron desde el Fideuet hasta las barcas formando una comparsa o los propios fideos simulados con gusanitos.
Benipeixcar ya avanzó y criticó su posición bajo el lema “Cabalgata a la deriva” y en donde piratas y corsarios daban su opinión de cómo está evolucionando la cabalgata fallera. Beniopa por su parte, siempre satírica, analizó la situación actual en el panorama nacional y recordó a todos bajo el lema “España a Hozties” donde abordó las elecciones en Madrid, el proceso de independencia y desconexión, así como la corrupción. Por su parte, el Carrer Major i Passeig optó por la excusa de las “Comidas del Mundo” para hacer un giño con los YateKomo barajando la actualidad y la crítica con “YoteRobo” o el “YomeKago” con la imagen de Rajoy. Repasaron las comidas incluso con huerta valenciana incluida.
Los falleros del Prado salieron a pasárselo bien bajo el lema “Gandia West” y así lo hicieron, mientas que no se quedaron atrás los componentes de la falla Sant Josep-Raval con su Sister Act o Molin Rouge. Después participó la falla Sant Nicolau-Mosquit con la “Coctelería Gandia” donde también repartió a diestro y siniestro sin olvidar un problema que conocen muy bien y sufren: el del turismo. Sus compañeros marítimos, la falla Grau, basó su cabalgata en Grau Disney pero lo adaptó a los mayores explicando que muchos ya despiertan de esos cuentos para vivir la realidad, tocando temas como la crisis, el paro, las deudas y los recortes. Mención especial merece la comparsa así como el barco con la Sirenita y detrás el Capitán Garfio y un Peter Pan que se colgaba literalmente.

La comisión de Roís de Corella también se divirtió con “Volaré por la tradición” mientras que Exèrcit Espanyol-Jardinet optó por una cabalgata discreta pero con una sencilla y cuidada comparsa. La falla Escola Pia abordaba bajo el lema “Shreck en la ciénaga” aquellos políticos enfangados presentando una comparsa también cuidada y elaborada con lana. Sorprendió a muchos la falla del Mercat al ver cuánto se parecía una de las participantes a Rita Barberá, la exalcaldesa de Valencia, y ella tan contenta y disfrutando interactuando con el público. Alqueria Nova optó por la versión egipcia de la situación, mostrando como siempre una espectacular comparsa. Benirredrà presentó el mayor espectáculo del mundo, el circo, y cerró Alquerieta Museu Faller con el reciclaje, los políticos y los partidos.

El desfile, sobre las ocho y media de la noche, lo cerraba la Fallera Mayor de Gandia, Raquel Díaz Camarena, acompañada por el presidente de la FdF, Telmo Gadea, su ejecutiva, y la Corte de Honor Mayor, junto con la Banda de Música de Benirredrà.