Gandia revisa los árboles y tala los que corren riesgo de desplomarse


Tras la caída de un ombú el pasado sábado atrapando a una mujer y sus dos hijos, el Gobierno inicia una revisión intensiva.




 

Gandia revisa los árboles y tala los que corren riesgo de desplomarse

Con un susto ya hubo bastante. Lo del pasado sábado cuando un ombú, árbol de grandes dimensiones, se desplomó por el fuerte viento y el mal estado de sus raíces, atrapando a tres personas y causando heridas a una madre y su hija, el Gobierno de Gandia pretende evitar, en la medida de lo posible, que sucesos como éste puedan volverse a repetir por falta de revisión de los ejemplares.
Así las cosas, el Gobierno va a intensificar el plan de revisión del arbolado en el término municipal de Gandia para detectar aquellos ejemplares que puedan tener algún peligro de desplomne, estar en mal estado, raíces poco profundas, enfermedades, o carcoma en el interior y que a simple vista puede que no se detecte. Aquellos ejemplares que estén enfermos o supongan un peligro de caíra, se procederá a su talado y se repondrán otras especies nuevas y más resistentes.
Además, también se plantean desde el Gobierno de Gandia, impedir el acceso a parques y zonas arboladas aquellos días que haya alerta por fuertes vientos. En la imagen, estado de las raíces de un árbol que será talado por el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia ante el peligro que supone.