La UE Gandia entiende que sufre una campaña de acoso por parte del gobierno


Desde la UE Gandia consideran que las acusaciones son muy graves, así que no descartan emprender acciones legales frente al consistorio




 

La UE Gandia entiende que sufre una campaña de acoso por parte del gobierno

La Unió Esportiva Gandia y el gobierno municipal han iniciado una guerra de declaraciones. La entidad deportiva reclama el pago de la subvención y el uso justo de las instalaciones municipales, a lo que le gobierno responde asegurando que, en la pasada legislatura, el PP «regó de dinero» a la UE Gandia, alrededor de 280.000 euros, cuantía que desde el club niegan.

Juan José Hidalgo, presidente de la UE Gandia, señaló que no son 280.000 euros los recibidos en la pasada legislatura, sino muchos menos y aseguró que él mismo se puso en contacto con la concejala de Deportes, Lydia Morant, para decirle: «dimitiré si todas las cuentas del club no están claras».
Las medidas del gobierno, según el presidente, rozan el acoso, puesto que no reciben la subvención, les obligan en un plazo de 10 días a abandonar el despacho del Roís de Corella, en el Olagüe no disponen de taquillas, y es más, ahora tampoco de sala para los masajes.

Hidalgo niega las acusaciones, dice que las cuentas están a su disposición y asegura que esta es una campaña de acoso y derribo porque se creen que la entidad es del PP. El club ve favoritismo en otras entidades, que militan en menor categoría, por pasearse durante las elecciones con la pulsera de uno de los grupos políticos que ahora gobiernan.