El presidente de la Diputación apuesta por el municipalismo en Oliva


Jorge Rodríguez visita las obras financiadas por la Diputación de Valencia en Oliva.




 

El presidente de la Diputación apuesta por el municipalismo en Oliva

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, visitaba ayer jueves las obras del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) que se ha llevado a cabo en Oliva. Rodríguez, estuvo acompañado por la diputada provincial y alcaldesa de Gandia, Diana Morant, y fue recibido por el alcalde de Oliva, David González, en el ayuntamiento donde firmó en el Libro de Honor de la ciudad.

El alcalde de Oliva, David González, agradecía la visita de Rodríguez y recalcaba el cambio de políticas clientelistas de antes por este nuevo modelo más justo con todos los municipios, ya sean grandes o pequeños o de un color político u otro. Ahora sí, todos son tratados por igual y en iguales condiciones, señaló González.

El presidente de la Diputación recordaba que desde el primer momento se tenía claro lo que se pretendía modificar. Se pretende destinar el dinero a los municipios con una clara apuesta por el municipalismo y con criterios objetivos. Por eso, en la Safor, han llegado a través de este plan borde seis millones de euros y en Oliva casi un millón.

La comitiva visitaba, posteriormente, las obras de acondicionamiento de la calle Comte de Oliva, uno de los tres proyectos que se engloban dentro de este plan de inversiones puesto en funcionamiento desde el órgano provincial con un presupuesto global de 961.000 euros.

Este proyecto consiste en una actuación de regeneración urbana al eje conformado por la calle Comte de Oliva y las plazas de Riuet dels Frares y final de la calle Sant Ignasi de Loiola. Se han ampliado aceras, orejeras y mejora del arbolado así como del mobiliario urbano, potenciando este eje vertebrador del barrio de Sant Francesc.

El segundo de los proyectos, también ya en marcha, de este plan de la Diputación de Valencia es una actuación de regeneración urbana de los alrededores de la escuela infantil municipal El Caragol, en el Raval. Una actuación con la cual se pretende la generación de plazas de aparcamiento, la dignificación urbana de este espacio, facilitar la movilidad, y una mejor integración del pinar existente en el entorno urbano. El tercero de los proyectos ha sido la adquisición de una máquina retroexcavadora destinada a la brigada de Obras y Servicios.