Ródenas: el Ayuntamiento de Gandia no está para recoger la mierda de otros


De esta forma el concejal advierte de la nueva situación de los pipicanes y de la obligación de recoger los excrementos.




 

Ródenas: el Ayuntamiento de Gandia no está para recoger la mierda de otros

Numerosas han sido las quejas llegadas a Cope-Onda Naranja por, como dice Carlos Herrera, los fósforos de esta emisora, que nos han remitido muchas quejas relacionadas con la situación de los Pipi-Can en Gandia. Se trata de esa especie de coto cerrado donde las mascotas pueden realizar sus necesidades y que generalmente se encuentran en los parques o plazas y éstos deberían estar limpios e higiénicos.
En el pipi-can de la plaza Alquería de les Flors, a la entrada de Gandia, se han podido contabilizar hasta dos decenas de grandes excrementos y orines que durante días permanecen a la intemperie, con sol y sombra, entremezclados a escasos metros con niños y niñas que juegan en un parque remodelado. Es la estampa que durante semanas convive a diario con los menores y sus familiares que acuden al parque.
Otra queja viene, como muestran las imágenes, por parte de vecinos de la zona de la calle Pinet y alrededores, donde el recién estrenado parque y zonas verdes de las proximidades de Santa Anna y alrededores también sufren este tipo de contaminación olorosa.

El concejal Gestión del Territorio, Xavier Ródenas, ha reconocido que los pipi-canes estaban llenos de excrementos, y que se debía a la deuda que el Gobierno anterior había dejado para con la empresa encargada de limpiarlos. Ahora, pasados ya ocho meses del nuevo gobierno, éste tras un proceso de negociación ha adjudicado la limpieza de los pipi-canes a la empresa gandiense Compañía de Tratamientos Levante (CTL).
Pero el concejal gandiense Xavier Ródenas ha revelado a Cope-Onda Naranja que los propietarios de perros que son incívicos para con el resto de ciudadanos, deben ir planteándose que el ayuntamiento no está, y citamos literalmente, no está para recoger la mierda de los demás, dado que es un mal hábito. Sí, así como lo oyen y así de clarito lo ha dejado el concejal Ródenas quien ha avanzado que serán, como marca la ordenanza, los propietarios de los perros quienes deban recoger sus excrementos.

Eso sí, Ródenas ha recordado que no existe un censo de perros en Gandia pero sí tienen constancia de la existencia de unos 13.000 por lo que, atendiendo a la cantidad de excrementos que no se recogen, viene a suponer que solo un 1% de esos dueños de mascotas son quienes no cumplen con la retirada de las casas. De esta forma, recuerda el concejal, no se debe ni puede criminalizar a la mayoría dado que ya es muy habitual ver a personas recogiendo los excrementos de sus mascotas en plena calle. Así pues, Xavier Ródenas tiene claro que el ayuntamiento no está para recoger la mierda de los demás. Pueden escuchar el audio de dos minutos donde Ródenas explica claramente lo que ocurre y los cambios que se van a suceder en los pipicanes. Las declaraciones de Ródenas sobre este tema están en el informativo de mediodía.