Las Fallas de Gandia disparan 10.000 cohetes en la primera macrodespertà


Han participado 250 falleros de todas las comisiones recorriendo el paseo de Germanies hasta la República Argentina.




 

Las Fallas de Gandia disparan 10.000 cohetes en la primera macrodespertà

A pesar de la premura en la convocatoria la primera macrodespertà de las Fallas de Gandia ha sido un éxito. Así lo manifestaba a Cope-Onda Naranja el presidente de la Federación de Fallas de Gandia, Telmo Gadea, nada más finalizar el evento. Un total de 10.000 cohetes han sido disparados gratuitamente por 250 falleros pertenecientes a las diversas comisiones de la ciudad. Y ha sido gracias a la colaboración de la Pirotecnia Platón, de Alfarrasí.

Los más madrugadores, sobre las siete y media de la mañana, comenzaban a concentrarse en la entrada al recinto ferial, en la pasarela. Una dotación de Cruz Roja Gandia con su ambulancia daba a entender que algo pasaba. Y así, a medida que se han hecho las ocho de la mañana, por todas las esquinas que dan al céntrico paseo de las Germanías, aparecían falleros y falleras con su blusón, otros más precavidos con cascos incluido por aquello del ruido y los tímpanos. Otros, como profesionales, con su bolsa para los cohetes.
El presidente de la FdF, Telmo Gadea, se sube a un banco y en un improvisado discurso agradece la participación y da las normas básicas para el empleo, manipulación y disparo de cohetes. Agradece a la pirotecnia Platón, de Alfarrasí, su inestimable ayuda dado que de no ser así no se hubiera podido llevar a cabo esta macrodespertà. No en balde, son muy pocas las fallas en Gandia que todavía mantienen viva esta tradición de despertar al vecindario a golpe de pólvora. Permisos, leyes, peligrosidad y economía, han hecho que esta tradición valenciana vaya poco a poco desapareciendo. Hoy Gandia la ha recuperado de forma global.
La Fallera Mayor de Gandia, Raquel Díaz Camarena, junto con su padre Felipe, no han querido faltar a este evento mañanero. Aunque anoche hubiese albaes de la falla de Benipeixcar, ahí ha estado puntual y sonriente la fallera mayor. Una fallera que no se ha cortado un pelo a la hora de ser la primera en comenzar la despertà.
Una charanga ha animado el pasacalle por el paseo de las Germanies hasta la zona de la República Argentina, donde ha tenido lugar el final y un refrigerio servido por los falleros de esta comisión.
Lo temprano que era y el ruido ensordecedor de los petardos, antes eran parejas ahora cherokis, no ha evitado que decenas de personas que eran sorprendidas por la calle, móvil en mano, no cesaran de grabar y fotografiar tan escandaloso inicio dominguero.
Sin duda alguna, el éxito de esta primera convocatoria, llevará a otras muchas más en los próximos años. Eso sí, al principio iban en grupo y era complicado tirar los cohetes por lo que han optado todos por discurrir en fila india y así han podido formar una serpiente de ruido, humo y olor a pólvora que recorría la arteria principal de la ciudad. Enhorabuena.