Condenan al Ayuntamiento de Gandia por permitir exceso de ruido


El consistorio debe abonar 3.000 euros a un matrimonio que sufría el exceso de decibelios que emitía el Wonderwall durante los veranos de 2013 y 2014.




 

Condenan al Ayuntamiento de Gandia por permitir exceso de ruido

Actitud pasiva ante los constantes requerimientos que, un matrimonio, realizaba a raíz del exceso de ruido que emanaba del complejo Wonderwall durante los veranos de 2013 y 2014. El matrimonio en cuestión, contrató a una empresa homologada y midió los decibelios que llegaban hasta la vivienda donde residían, a escasos 200 metros del complejo, por lo que la juez señala que “los valores obtenidos para las magnitudes a evaluar, en relación al ruido ambiental, no cumplen con las exigencias establecidas en distintas reglamentaciones”.
Así pues, y dado que el Ayuntamiento de Gandia “no desplegó” la actividad suficiente para acabar con el problema del ruido a pesar de las instancias presentadas por los afectados así como por las reiteradas llamadas a la Policía Local para que realizara las mediciones, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Valencia ha condenado al consistorio gandiense al pago de 3.000 euros al matrimonio por permitir el exceso de ruido y afectarles en el desarrollo de su día a día. La jueza acredita que al marido se le ha agravado su depresión por culpa del estrés que le generaba el alto volumen musical.