El secretario de Ciudadanos apoya a Doncel y Martí y agrava la crisis


Javier Sendra desvela que les impidieron la rueda de prensa con la advertencia del despido y acusa a Palmer de haber actuado contra derecho en el caso de Roís de Corella.




 

El secretario de Ciudadanos apoya a Doncel y Martí y agrava la crisis

La crisis en Ciudadanos Gandia no ha hecho más que comenzar. Al vodevil de ayer escenificado en la rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gandia, le siguió por la tarde el segundo acto del sainete, es decir, la destitución vía medios de comunicación de los disidentes Maximiliano Doncel y Daniel Martí.

Hoy toca el tercer acto del sainete ciudadano. Militantes del partido naranja que en Gandia lidera Ciro Palmer, ya piden una asamblea extraordinaria para que se den explicaciones al populacho de lo ocurrido. Entre ellos, el secretario de Ciudadanos en Gandia, Javier Sendra. Explicaciones de quién dice la verdad sobre el affaire de Roís de Corella, independientemente de cómo la diga. El manido pretexto de aquello de que lo que el partido diga, lo que me manden de Valencia o lo que digan de Barcelona, tan usado últimamente, esta vez puede pasar factura a la fractura abierta en Gandia.

Para unos, Doncel y Martí, se han enfrentado contra viento y marea a los inconvenientes de dar a conocer su postura sobre los aspectos que han rodeado la contratación del centro deportivo Roís de Corella. Viento y marea de quienes querían impedir esa rueda de prensa anunciada, suspendida y trasladada. Y a la tercera negación, se hizo la comparecencia pública. Una comparecencia que el secretario de Ciudadanos, Javier Senda, señala que con amenazas de despido incluidas. Y así ha ocurrido.

Ahora Palmer deberá afrontar el timón de un partido que puede zozobrar ante la posibilidad de convertirse en agrupación unipersonal. Palmer deberá responder ante su militancia y su ejecutiva. Y deberá hacerlo bajo el epígrafe de por sus hechos los conoceréis. Sabrá la militancia si el despido de Maxi Doncel y Dani Martí lo es por llevarle la contraria al líder local de Ciudadanos o porque hurgaron donde no debían. Por un motivo u otro, Doncel y Martí llevan en su pecado la penitencia y por ello tendrán que redimir sus pecados. Pero si por el contrario optan por la confesión puede que la crisis en Ciudadanos no haya hecho más que comenzar.