Ratifican los 16 años de cárcel para el sobrino que asesinó a su tío


Ocurrió en la playa de Miramar en agosto de 2013 cuando el hombre, de 74 años, fue asaltado por su sobrino asestándole 22 puñaladas.




 

Ratifican los 16 años de cárcel para el sobrino que asesinó a su tío

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha emitido una nueva sentencia donde ratifica la condena de 16 años de cárcel para el sobrino que mató a su tío en su vivienda de la playa de Miramar en agosto de 2013.
La madrugada del 26 de agosto de ese año, José Julio J. F., se dirigió a las 4.30 horas, a la vivienda donde residía su tío, Emiliano Florido, en Miramar y entró utilizando la llave que poseía. Subió a la primera planta, y en una de las habitaciones encontró a su tío de 74 años de edad, y con la intención de causarle la muerte, comenzó a agredirle con un cuchillo o similar que llevaba en las manos.
José Julio inició la agresión de forma sorpresiva y consciente de que su tío Emiliano no tenía posibilidad de defenderse, dado que ambos estaban solos en la casa y el anciano no tenía posibilidad por la hora que era, de pedir ayuda y su agresor, su sobrino, tenía una arma blanca con filo y punta.
El agresor le causó 22 puñaladas en la región cervical, torácica anterior, abdominal anterior, lateral y lumbar, así como en la pierna derecha y en ambas manos. Esas últimas heridas, lo fueron al intentar defenderse de la agresión el anciano, cosa que no consiguió dado que falleció a causa de una hemorragia aguda causada por una perforación cardíaca y aortica provocada por las múltiples heridas sufridas a consecuencia de la agresión.
El juicio se celebró el 27 de mayo de 2015 en la Audiencia Provincial de Valencia y un jurado popular condenó a José Julio J. F. a la pena de 16 años de prisión. No conforme con lo relatado en la sentencia ni en la condena, el condenado presentó un recurso de apelación que ha sido resuelto hace unos días por la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.
El tribunal, presidido por la magistrada Pilar de la Oliva, ha desestimado el recurso presentado por José Julio. El condenado, puede interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo.