Condenados a 4 años de cárcel por asaltar a un empresario en Gandia


Cinco hombres viajaron de Madrid a Gandia para asaltar al empresario chino afincado en Gandia. Una llamada al 112 desbarató sus planes. En la imagen la policía local a su llegada la fatídica noche.




 

Condenados a 4 años de cárcel por asaltar a un empresario en Gandia

Aquella madrugada y aquel puente de la Constitución no los olvidarán jamás el empresario chino y su familia afincados en Gandia. Los delincuentes que los asaltaron creían que guardaba la recaudación de sus restaurantes en su casa. Una recaudación que preveían cuantiosa al ser un largo puente festivo entre la Constitución y la Inmaculada. Erraron.

Dos eran españoles y tres chinos. Los cinco viajaron desde Madrid a Gandia para cometer el robo y asaltar al empresario chino. Se comprobó gracias a una pista que dejaron en el interior del vehículo. Llegaron a su chalé, en una urbanización próxima al cuartel de la Guardia Civil de Gandia. Descendieron del vehículo de alta gama y saltaron las vallas de la vivienda. La familia dormía en ese momento. Eran las cuatro de la madrugada. Iban disfrazados y armados con cuchillos. Subieron a las habitaciones sigilosamente pues todos estaban durmiendo y tras despertar al empresario y a su esposa, luego a la suegra y luego a la hija de cuatro años. Los amordazaron y maniataron en el salón de la casa. A la niña le tapaban la boca para que no alertara a los vecinos gritando.

Les amenazaron en busca de la supuesta cuantiosa recaudación. No existía tal. El viaje de Madrid a Gandia con todo organizado y premeditado comenzaba a desvanecerse. Un vecino vio que algo raro estaba pasando en la vivienda a esa hora de la madrugada por lo que alertó al 112 e inmediatamente llegó la Policía que, al ver cómo huían por tejados y jardines cinco personas disfrazadas solicitaron refuerzos policiales y una ambulancia por si habían herido a alguna persona durante el asalto. Al final fueron los cinco ladrones detenidos.

Ayer se sometían al juicio en lo Penal número 1 de Gandia. No hizo falta vista oral dado que se llegó a un acuerdo al aceptar los hechos los delincuentes por lo que se les ha rebajado la pena. Han sido condenados a cuatro años de cárcel por robo con violencia e intimidación en grado de tentativa y multa de un mes por dos faltas de lesiones con el agravante de utilización de disfraz y armas. La sentencia es firme.