Detenida en Gandia una mujer por robar mediante el ''hurto cariñoso''


Abrazó a su víctima, un hombre de 84 años, y se apoderó de un cordón con una medalla y una cruz, así como una esclava con su apellido, todo ello en fracciones de segundo tras abrazarlo cariñosamente. Se han dado casos en Gandia, Piles, Oliva y otros municipios.




 

Detenida en Gandia una mujer por robar mediante el

Se conocen como hurtos cariñosos y consisten en sorprenderte dándote un abrazo y al pasar las manos sobre los hombros, con una facilidad increíble, mientras los deslizan se apoderan de relojes, anillos, colgantes y cualquier objeto de oro o valor que lleve su víctima.  Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido y puesto a disposición judicial a una mujer, de 21 años de edad y de nacionalidad rumana, acusada de este tipo de delitos.
Su última víctima fue un hombre de 84 años de edad, de Gandia, al que tras abrazarle se apoderó de joyas por valor de 600 euros. La mujer huyó rápidamente del lugar de lo shechos, una zona comercial de Gandia y en el momento quehuía pasaba una dotación policial. La patrulla presenció la huída y al darle el alto no paraba por lo que, tras alcanzarla y detenerla se pudo averiguar que acababa de protagonizar un hurto cariñoso. Tras incautarle las joyas, concretamente un cordón con una medalla y una cruz, así como una esclava con el apellido del hombre gravado en el reverso, todo ello valorado en 600 euros. Las joyas le fueron devueltas a su sorprendido propietario y la ladrona, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.
Se da la circunstancia que este últime método de hurto se ha dado en municipios de la comarca de la Safor como por ejemplo, Oliva, Piles, y Gandia.