Gandia permutará la Capilla de la Asunción y la ermita de Sant Vicent


El concejal de Patrimonio, Xavier Ródenas, desvela la existencia de expedientes paralizados desde hace 12 o 14 años por falta de voluntad política. Con esta permuta se evitará que se deterioren ambos edificios y se incorporarán al catálogo de protegidos.




 

Gandia permutará la Capilla de la Asunción y la ermita de Sant Vicent

El Patrimonio Histórico de Gandia se cae. Y no es de ahora. Los sucesivos gobiernos locales lo han permitido. El departamento de Urbanismo acumula expedientes paralizados desde hace 12 o 14 años. Unos expedientes que, en teoría, servían para rehabilitar, adquirir o expropiar edificios que deberían formar parte de la vida de los gandienses.

Se cae el edificio de Correos; la Ermita de Sant Vicent; la Ermita de Martorell; la casa de los Peones Camineros; o el edificio frente al Palacio Ducal que también se cae a trozos. Muchos esperan y esperan para evitar que sean expropiados y, en última instancia, que queden en ruina y así poder derribarlo haciendo desaparecer con él gran parte de la Historia de Gandia y de sus gentes.

Ermitas y edificios, como en la carretera del Grau, o en pleno centro de Gandia, como Liberty, o en el ensanche, como la Clínica Pellicer o el chalé de los Monzó o La Pilarica. Todos ellos forman parte del anecdotario local, la tradición oral y de alguna fotografía de la época.

En estos 12 o 14 años han pasado muchos gobiernos en Gandia y es ahora cuando lo ha desvelado el concejal de Patrimonio, Xavier Ródenas. Un concejal independiente, próximo a Compromís, e ingeniero forestal de profesión. Y no le ha dolido críticas a PSOE, PP y o Bloc Nacionalista.

Así pues, Xavier Ródenas, ha revelado que el Gobierno de Gandia está manteniendo negociaciones para permutar la Capilla de la Asunción, en pleno centro histórico de Gandia, y la Ermita de Sant Vicent, en la antigua carretera de Almoines. Dos edificios que llevan años abandonados y que han sufrido además la paralización de los proyectos ante la ausencia de voluntad política tal y como lo ha definido el propio concejal de Patrimonio, Xavier Ródenas.

La capilla de la Virgen de la Asunción, es una capilla privada que lleva años deteriorándose. Está en la calle Confraria de l’Assumpció, junto a la Colegiata, y pasa desapercibida para miles de gandienses. El concejal de Patrimonio, Xavier Ródenas,  desvelaba esos años de abandono.

Un abandono que conlleva si no hay voluntad política de llegar a un acuerdo, iniciar un procedimiento de expropiación. La ley permite además, darle la posibilidad al propietario de pagar a plazos, en diez meses, la obra de restauración y así no perder la propiedad. Pero esto no se ha puesto en marcha nunca ni en Gandia ni en toda la Comunidad Valenciana, tal y como ha explicado el propio Ródenas.

Ante esto solo queda expropiar, y es cuando los propietarios deciden que, antes de que sea expropiado por el ayuntamiento derriban la edificación y así ha ocurrido en muchos casos urbanísticos y patrimoniales en Gandia. El concejal Xavier Ródenas opta por seguir intentando la negociación pero siempre desde el aspecto de la voluntad política.

Escucha aquí, pinchando sobre el enlace, las palabras de Ródenas