Compromís anuncia movilizaciones en Ròtova si se amplía la planta de basura


Anuncian recogida de apoyos en forma de firmas por toda la comarca y una movilización para conservar el entorno del monasterio de Cotalba como patrimonio común de la comarca.




 

Compromís anuncia movilizaciones en Ròtova si se amplía la planta de basura

El Centro Social de Rótova ha acogido una asamblea informativa de Compromís per Ròtova para hablar sobre la gestión de los residuos y la planta de tratamiento de basura que el equipo de gobierno de Ròtova quiere que se instale en el municipio.

El proceso de cambio de modelo de gestión de residuos del Consorcio se ha llevado hasta el momento con una falta de transparencia evidente, han denunciado desde Compromís per Ròtova. El pasado marzo, la ciudadanía de la comarca y de Ròtova se enteraba por la prensa de la posible ubicación de una planta de tratamiento de basura en el municipio, por el ofrecimiento unilateral de la alcaldía para su ubicación. El gobierno del municipio aprobó el pasado 25 de abril hacer una consulta, en un acuerdo en que también aprobó ''manifestar la voluntad del Ayuntamiento de Rótova a que se ubique en su término municipal cualquiera de las plantas: de tratamiento, de transferencia y de eliminación y así se comunicará al Consorcio''.

En la asamblea, se repasó el modelo de gestión de residuos actual y las posibles modificaciones. Además, ante la posible ubicación de la planta en una ampliación del polígono, a escasos metros de las casas, se  acordó trabajar en dos líneas: por un lado, desde un punto de visto técnico y legal (en base a criterios de salud, medioambientales, patrimoniales, turísticos y económicos); y por la otra, de información y movilización ciudadana, en una población que tiene derecho a decidir mantener una calidad de vida, un modelo de pueblo sostenible y un entorno como el de Sant Jeroni de Cotalba, uno de los elementos patrimoniales más importantes de la comarca, clave para la economía del turismo rural al valle de Vernissa.

''Recogeremos apoyos, en forma de firmas, tanto del vecindario como de la gente del resto de la comarca. Y nos movilizaremos para conservar el entorno de nuestros pueblos y del monasterio, como patrimonio común de los pueblos de los alrededores'' ha señalado Jordi Puig, de Compromís per Ròtova.

Además, Jordi Puig ha añadido que ''pasó con la planta de transferencias y ahora, cuatro años después, nos ha ocurrido de nuevo: un gobierno que actúa de espaldas a la gente y esconde las decisiones que ha tomado. Ahora lo habían decidido bajo mano y nos lo hemos visto publicado en la prensa; después han posicionado el Ayuntamiento a favor y ahora están retrasando la consulta hasta que el Consorcio acuerde una ubicación''.

Por último, Puig ha señalado quie ''esta es una decisión que supera cualquier posicionamiento político. La gente mira por el municipio, por la proximidad en las casas, por otro tipo de polígono y por la necesidad de conservar el entorno que queda. La mayor parte de la gente en Ròtova está en contra. Y, probablemente por eso, están retrasando la consulta de Ròtova''.