Un grupo de la ONCE visita los parajes de Villalonga


La Organización Nacional de Ciegos Españoles es guiada por la Agrupación Muntanyista para conocer el Barranc y la Fàbrica de l'Infern




 

Un grupo de la ONCE visita los parajes de Villalonga

Días pasados, Villalonga recibía una visita muy especial. Se trata de un numeroso grupo de miembros de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) que han podido disfrutar del placer de recorrer uno de los parajes naturales más preciados de la comarca: la vía verde del Serpis entre Villalonga y l'Orxa.

El grupo formado por 48 personas, todos con alguna discapacidad visual,  bajo la organización de delegación Territorial de la ONCE se prolongó durante toda la mañana del domingo. A la llegada a Villalonga fueron recibidos por el alcalde, Enric Llorca, quien entregó unos obsequios patrocinados por Dulcesol con motivo de la visita, empresa a la que hay que agradecer como siempre, su buena predisposición a colaborar y apoyar a las iniciativas institucionales dirigidas a la promoción de Villalonga y su patrimonio.

Seguidamente la Agrupació Muntanyista de Villalonga de forma desinteresada y siempre dispuestos a colaborar acompañaron al grupo hasta la Fábrica de l’Infern. Los senderistas contaron, gracias a esta inestimable ayuda, con guías cualificados que pudieran explicarlos durante el recorrido, las particularidades de este espectacular paraje, que también puede disfrutarse de varias maneras y usando otros sentidos como ha sido el caso.

El alcalde, Enric Llorca, ha señalado que "esta acción es una más de las que vamos realizando para conseguir que Villalonga se convierta en referente del senderismo por todas partes de nuestro territorio. Contamos con valiosos recursos naturales y paisajísticos que hay que aprovechar y ponerlos valor".