Los propietarios de Raconada-Marjaletes de Oliva ganan a Iberdrola


Los 40 propietarios de parcelas de la Partida Raconada-Marjaletes de Oliva han dado a conocer la última sentencia favorable a sus intereses y a los del Ayuntamiento de Oliva en el litigio que mantienen desde el año  2008 con la empresa Iberdrola por la ''la linea aerea trifásica a 20 kv, doble circuito'' que se quería llevar adelante en esta zona del término municipal de Oliva.




 

Los propietarios de Raconada-Marjaletes de Oliva ganan a Iberdrola

La última sentencia de fecha 6 de mayo de 2016 emitida por el Juzgado nº 9 del Contencioso Administrativo de Valencia es clara y dá la razón a los propietarios con una sentencia novedosa puesto que la juez afirma en ella que ''una concesión administrativa no te convierte en una entidad pública. Iberdrola es una entidad privada con una concesión pública''. Una concesión que, según Sandra Bosch, abogada de los propietarios afectados estaba caducada y de ahi la sentencia.

Se necesitaría demás de la concesión administrativa la declaración de interés comunitario. Y en ese sentido le dá la razón en el Ayuntamiento, y a la denegación de la licencia por parte de este.

“Estamos muy contentos puesto que todo el esfuerzo de los 40 propietarios afectados ha valido la pena y se demuestra que el Ayuntamiento de Oliva junto con los vecinos pueden conseguir que las grandes empresas como esta tengan que medir mejor sus acciones en el territorio” ha señalado la portavoz del vecinos afectados, Imma Seguí.

Proceso largo
Este proceso ha sido largo y farragoso. Se inició en enero de 2008 cuando la empresa Iberdrola solicitó licencia al Ayuntamiento de Oliva para construir una línea de media tensión a la Partida Raconada-Marjaletes. El Ayuntamiento la denegó basándose en  el informe del técnico municipal responsable, y las alegaciones de los propietarios afectados

Iberdrola presentó un recurso administrativo contra la decisión del Ayuntamiento y los propietarios se presentaron como codemandades en el proceso. En 2009  se dictó sentencia  dando la razón al ayuntamiento y a los propietarios. Se ganó  también el recurso de apelación posterior. Hay que recordar que en 2008 Iberdrola carecía de la concesión administrativa de la conselleria para ejecutar la línea de media tensión.
Pero en mayo de 2009, al mismo tiempo que se emitía la primera sentencia en contra de Iberdrola, la conselleria le daba la concesión pertinente. El Ayuntamiento de Oliva y los propietarios presentaron recurso, un recurso que se perdió ante el Tribunal Superior de Justicia  de la Comunidad Valenciana en 2011.

A partir de esta sentencia, Iberdrola volvió a solicitar licencia al Ayuntamiento de Oliva y este se la volvió a denegar. La empresa demandó otra vez al consistorio municipal y los propietarios y éstos volvieron a presentarse como codemandados. Finalmente, el pasado 6 de mayo de 2016 los tribunales de nuevo han vuelto a dar la razón a los propietarios y al Ayuntamiento de Oliva y han fallado en contra de Iberdrola.