El indigente de la plaza de Joaquín Ballester ya reside bajo un techo


Juan José Belmonte, que llevaba una década ''viviendo'' en la rotonda de la entrada a Gandia ha sido incapacitado por un Juez y tutelado por la Generalitat lo que le ha llevado a vivir en una residencia de Carlet.




 

El indigente de la plaza de Joaquín Ballester ya reside bajo un techo

Hace semanas que muchos vecinos de la zona de Joaquín Ballester se preguntaban por Belmonte, el indigente que durante casi una década ha estado viviendo en esa rotonda. Ahora, según ha explicado el concejal de Políticas Sociales en Gandia, Nahuel González, el indigente Juan José Belmonte ya tiene un techo donde dormir. Ha costado mucho entre ayuntamiento y asociaciones pero al final, la Generalitat y el Juez han logrado que Belmonte viva como un ser humano en una residencia de Carlet.
Hasta llegar aquí se han involucrado numersos estamentos, personas, entidades y vecinos. Desde Cáritas hasta la Policía Local pasando por lso Franciscanos de Palma de Gandia, trabajadores sociales del ayuntamiento y de Generalitat, pero al final se ha conseguido.
Estuvo ingresado en el hospital, tal y como les contamos en Cope-Onda Naranja, luego pasó unos días en el centro de acogida San Francisco de Asís, y después en la Pensión Alberto de Benipeixcar. De hecho solo acudía a dormir y se pasaba horas y horas en un banco de este distrito gandiense viendo pasar el tiempo y la gente.
El concejal de Políticas Sociales, Nahuel González, ha destacado que ha sido complicado poner un final feliz a esta situación dado que las plazas en las residencias de este tipo están muy difíciles de conseguir y gracias a la sensibilidad de la Generalitat, quien al final es la que tutela al indigente, como la apreciación del juez respecto a los problemas psíquicos que padecía Belmonte y que lo han llevado a ser declarado como incapacitado, ha permitido que pueda estar en las mejores manos y en un lugar bueno y agradable para él como ha sido una residencia en Carlet.