El Gobierno de Gandia reconoce que el cultivo mostraba bacilos de legionela


Deusa señala que el nivel de bacterias debía de ser cero por lo que de forma preventiva se decide cerrar, aunque insiste a él, desde la empresa de análisis no le hablan de legionela




 

El Gobierno de Gandia reconoce que el cultivo mostraba bacilos de legionela

El Gobierno de Gandia ha reconocido que en el análisis habitual de los filtros y agua de la piscina del Grau de Gandia análisis realizados por el Centro de Salud Pública de Gandia detectaron la existencia de bacilo, concretamente de legionela, por lo que se produjo el cierre inmediato de la instalación.

El técnico del departamento de Deportes de Gandia, Toni Deusa, en sustitución de la concejala de esta área, Lydia Morant, que se encuentra fuera de la ciudad por motivos académicos, ha explicado que el análisis de filtros y agua es algo que se produce regularmente. En uno de esos análisis se encontraron niveles bajos de la bacteria, por lo que se procedió al cierre.

Por su parte, Liduvina Gil, concejala de Sanidad de Gandia, señalaba que la competencia en este caso es de la Generalitat Valenciana, concretamente de Salud Pública, pero le consta que en estos momentos no hay ningún ciudadano afectado por la legionela.

La situación no es grave, de momento, dado que no ha habido contacto humano, de ahí la buena noticia del cierre de la piscina, de lo contrario se estaría hablando de otra cosa. Por ello, hasta que no se vuelvan a realizar los análisis y se conozcan los resultados, que se espera estén en 48 horas, la piscina no se podrá abrir al público. Una vez se sepan los resultados, el Gobierno de Gandia anunciará si decide abrirla de nuevo al público o mantenerla cerrada hasta que desaparezca el foco de legionela.