Ciudadanos readmite a Daniel Martí y deja en evidencia a Ciro Palmer


El presidente de Ciudadanos Gandia adujo pérdida de confianza en su número 2 y ahora Barcelona lo readmite tras dos meses de suspensión de militancia por haber convocado una rueda de prensa sin permiso. Las acusaciones de Palmer contra el PSOE no le han servido de nada.




 

Ciudadanos readmite a Daniel Martí y deja en evidencia a Ciro Palmer

Nueva brecha y nuevo frente abierto el que tiene Ciro Palmer en Ciudadanos Gandia tras el golpe de timón que su presidente nacional, Albert Rivera, ha dado al restituir a Daniel Martí, el número dos de Palmer en las anteriores elecciones y de cuyo cargo fue destituido por Palmer aduciendo pérdida de confianza. Las acusaciones revestidas de conspiración socialista no le han servido para nada a Ciro Palmer.

Daniel Martí, quien fuera apartado de su puesto de asesor y expedientado para que fuera suspendido de militancia en Ciudadanos, presentó alegaciones ante el partido y los de Rivera han visto que solo se extralimitó al convocar una rueda de prensa sin haberlo comunicado a los órganos del partido, por eso lo suspendieron de militancia dos meses. El pasado miércoles, 1 de junio, se levantó esa medida y Daniel Martí es militante de pleno derecho de Ciudadanos Gandia.

Mientras el partido de Rivera ha aceptado que Daniel Martí solo convocó una rueda de prensa a espaldas del partido, aunque delante estuviera el propio Ciro Palmer o que después intentara desvelar el otro expedientado, Maximiliano Doncel, que Palmer estaba al corriente de todo, con este espaldarazo que le da la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos a Daniel Martí, el papel de Ciro Palmer queda debilitado. Y queda debilitado porque, por una parte adujo pérdida de confianza y maniobras del PSOE -cuyas pruebas siempre ha dicho tener pero que nunca ha mostrado- y ahora no podrá restituirle como cargo de confianza en calidad de asesor dado que su plaza ha sido ocupada por Salvador Marí y por otra, porque no ha probado que el PSOE estuviera detrás de todo este embrollo.

El próximo capítulo puede que lo protagonice Daniel Martí con las exigencias que su readmisión como militante conlleve, las posibilidades que existan, la confianza no recuperada por Palmer y el papel del segundo en discordia, Maximiliano Doncel, de quien nada se sabe si también ha corrido la misma suerte que su compañero de fechorías o por el contrario sigue adelante en la vertiente judicial

Ciro Palmer quien dijo sentirse respaldado por la ejecutiva de Ciudadanos Gandia a quienes rindió cuentas, veremos si, en el caso de reunirse hoy esa ejecutiva se muestran a favor de Palmer o por el contrario le impone que restituya su confianza en Daniel Martí a tenor de las pruebas que dijo disponer y que nunca dio a conocer en público.