Condenado por agredir sexualmente a niñas de 11 y 13 años en Gandia y Oliva


La Audiencia de Valencia le confirma la pena de 16 años por las agresiones sexuales a las dos menores. Una de ellas es sobrina de su esposa y otra padece una discapacidad mental. Los hechos ocurrieron entre 2007 y 2012.




 

Condenado por agredir sexualmente a niñas de 11 y 13 años en Gandia y Oliva

Un vecino de Gandia ha sido condenado a 9 años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con acceso carnal sobre una menor de 13 años con prevalimiento y también a otros 7 años de cárcel por otro delito continuado de abuso sexual aprovechandose de la discapacidad mental de la víctima.

Los hechos se remontan a un período comprendido entre el año 2007 y el año 2012 cuando el detenido, de 53 años de edad, mantuvo con una niña relaciones sexuales desde que la menor tenía 11 años hasta los 16 años, aprovechando que era sobrina de su esposa.

Las primeras agresiones tuvieron lugar en su domicilio de Gandia y, posteriormente, el detenido iba a buscar a la menor al parque de San Vicente de Oliva donde le pedía que subiera a su coche y la trasladaba a una cochera de Gandia donde la sometía, en contra de su voluntad, a penetraciones anales, vaginales y bucales, lo que sucedió al menos en tres ocasiones. Cuando la menor cumplió 13 o 14 años, el detenido le dio 100 euros para que no contara nada.

El detenido, siguió con sus fechorías y entre el año 2009 y 2010 acudió a un parque de Oliva donde encontró a una menor de 13 años y le pidió que le ayudara con una cajas y la menor accedió a marcharse con él, llevándola a la cochera de Gandia y diciéndole ''quiero hacerlo contigo'' negándose la menor ante lo cual el detenido a pesar de haberle dicho la menor que nunca había tenido relaciones sexuales, la colocó sobre una alfombra en la cochera y la penetró vaginalmente dándole 10 euros y devolviéndola de nuevo a Oliva. Esta menor padece un retraso mental ligero, conllevando la discapacidad psíquica de una predisposición a tener dificultad para anticipar los peligros o a reaccionar adecuadamente ante los mismos así como a ser más débil ante la influencia ajena y los posibles abusos por parte de los demás. El acusado se apercibió de esa circunstancia, aprovechándose tanto de ello como de la menor para conseguir sus fines.  Esta agresión ha generado en la menor una confusión e incomodidad ante cuestiones de índole sexual.

Este agresor sexual fue detenido el 7 de marzo de 2014, encontrándose en prisión preventiva desde el 8 de marzo hasta la actualidad. A los dos meses de estar en prisión, una de las víctimas, compareció ante el juzgado de instrucción número 2 de Gandia y manifestó que renunciaba a las acciones penales y civiles. La otra víctima, la menor con discapacidad, sí ha reclamado en el juicio.

Ahora, la Audiencia de Valencia ha confirmado las penas de 9 y 7 años de cárcel para este gandiense y que indemnice a una menor con 12.000 euros. No obstante, se le absuelve del delinto de inducir, promover, favorecer o facilitar la prostitución de una menor de edad.