La Policía Local de Gandia salva a un bebé de 10 días


Dos agentes de la policía local salvan a un niño que nació el pasado 15 de junio y que, tras colocarlo en la cuna sus padres, dejó de respirar. La actuación policial ha merecido la felicitación por salvar al bebé.




 

La Policía Local de Gandia salva a un bebé de 10 días

Hay servicios policiales que ponen la piel de gallina. Este es uno de ellos. Uno de esos que jamás se podrá pagar ni con dinero ni con suficientes agradecimientos. Los hechos han ocurrido esta madrugada cuando una llamada alertaba al 112 de la existencia de un bebé de 10 días con dificultades respiratorias. Los agentes se dirigen al domicilio, el final del paseo de las Germanías, y encuentran a un bebé azulado, sin respiración pero con pulso. Rápidamente se le realizaron las maniobras de reanimación, con golpes interescarpulares gracias a un cursillo que recientemente había realizado el policía actuante y se consigue que el bebé comience de nuevo a respirar y vaya cogiendo color. En ese instante llega el SAMU y lo atiende, deciden estabilizarlo en la ambulancia y con celeridad al hospital de Gandia. En cinco minutos el bebé estaba en urgencias y, afortunadamente, fue trasladado a planta de neonatos donde permanece ingresado en observación. Los padres daban por fallecido al bebé cuando llamaron al 112 y esta actuación les ha salvado la vida a su bebé. Los dos agentes recibieron la felicitación por la actuación y de esta forma han conseguido algo impagable para unos padres. Desde Cope-Onda Naranja nos sumamos a esas felicitaciones.