El Partido Popular de Gandia presenta enmiendas en contra del enchufismo


Unas enmiendas que los populares emplazan al Grupo Municipal Ciudadanos que consensuen, ya que ellos también las llevaban en su programa electoral




 

El Partido Popular de Gandia presenta enmiendas en contra del enchufismo

El concejal popular, Guillermo Barber, insistía hoy en rueda de prensa que el Partido Popular seguirá presentando enmiendas en el próximo pleno con el fin de mejorar el empleo de la ciudad y, de este modo, ayudar a alrededor de 8.000 parados en la Ciudad Ducal.

Barber añadía que en la enmienda que presentarán el Grupo Ciudadanos tiene una oportunidad magnífica para visualizar si realiza una política seguidista del gobierno o tiene criterio propio como les ha hecho creer a todos los ciudadanos.

El concejal aseguraba que en esta enmienda pretenden hacer tres disminuciones y un alta, entre las que se encuentra la disminución de los servicios jurídicos externos, partida de 120.000 euros que los populares consideran innecesaria, la eliminación de partidas a enchufados del PSOE y la eliminación de las subvenciones al Casal Jaume I, un casal que califica de independista y procatalanista y, la positiva, apostar por una partida presupuestaria que contemple la auditoría externa.

Es por ello que los populares piden al Grupo Municipal Ciudadanos Gandia que consensuen estas enmiendas para evitar el enchufismo, el amiguismo y el catalanismo.


RESPUESTA

El gobierno local, en voz de su coordinador de economía, Salvador Gregori, aseguraba que el concejal popular, Guillermo Barber, no tiene ninguna credibilidad y se está ganando a pulso formar parte del Club de la Comedia.

Respecto a la enmienda que presentará el Partido Popular de la eliminación de los servicios jurídicos por 120.000 euros, Gregori añadía que solo un abogado de IPG cobraba al año alrededor de 500.000 euros y que este servicio está muy saturado por lo que necesita una externalización.

Sobre las partidas de enchufados, el coordinador de economía hacía balance de la anterior legislatura y aseguraba que existía la contratación de un asesor y de su pareja, además de que en IPG había nóminas que ascendía los 300.000 euros, mientras que ahora son de un máximo de 85.000 euros.

Referente a la eliminación del Casal Jaume I, el coordinador de economía insistía que cada uno sigue sus ideales y  aseguraba que allí hay diversas salas que ofrece gratuitamente.

Gregori finalizaba que la famosa auditoría se hará interna y si se considera que se debe hacer externa se hará.