Maragda acepta ser Fallera Mayor de Gandia


El pasado sábado por la noche tuvo lugar la demanà de Maragda Escrivá Noguera como Fallera Mayor de Gandia para 2017..El salón de Coronas del Palau Ducal se quedó pequeño para albergar a las personas que quisieron acompañar a la Fallera Mayor y su familia en una jornada tan especial




 

Maragda acepta ser Fallera Mayor de Gandia

El pasado sábado por la noche, Maragada le dio el sí a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, quien como Presidenta de Honor de las Fallas de Gandia fue la encargada de pedirle a Maragda que fuera la máxima representante de las fallas en 2017.
Diana Morant recordaba en su discurso el currículo fallero de Maragda y su familia, en especial su madre Mina Noguera, también la importancia de pertenecer a la falla "provablemente más valencianista de Gandia", la Avinguda República Agentina, y también la importancia del cargo que va a ostentar, a la vez que destacó la confianza en que, al igual que ha sabido estar a la altura como Reina de Falla de su comisión, Maragda lo estará a la hora de representar al colectivo fallero.
Telmo Gadea, presidente de la Federació de Falles, recordaba que "aunque a tu madre a veces la vida la ha tratado mal, con este cargo se verá recompensada y premiada". Mostró su convencimiento sobre la elección de Maragda como Fallera Mayor y le recomendó que se mire en el espejo de Raquel y Lluna como "grandes Fallera Mayores".
Maragda por su parte, visiblemente emocionada, agradeció su designación para el cargo y la confianza depositada en ella. Aseguró que "aquí empieza un viaje en tren", en el que la locomotora sería la Federació de Falles y su conductor Telmo, el presidente. En el que espera contar con todas las comisiones como viajeros de preferente y cuyo destino serán las Fallas de 2017. Para este viaje, "voy con la maleta vacía, porque espero llenarla con vuestra amistad y complicidad", les dijo a los presidentes y reinas presentes en la sala.
La noche se cerró en un Restaurante donde la celebración se alargó hasta bien entrada la madrugada, una velada en la que la Fallera Mayor pudo compartir emoción, ilusiones y alegrías con su corte de Honor, sus predecesoras, las Reinas y Presidentes, además de amigos y familiares.